Una amenaza identificada para el Unicaja

Shved lanz a canasta en un partido con el Khimki. /Efe
Shved lanz a canasta en un partido con el Khimki. / Efe

Shved, máximo anotador y el jugador mejor pagado de la Euroliga, lidera al Khimki, rival hoy del equipo de Plaza

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Los grandes movimientos sociales y políticos que se han vivido en la última década han dejado un panorama totalmente nuevo en el mapa europeo. Pequeños países que causan sorpresa por su gran potencial y otros mucho más grandes que lo han perdido precisamente por la independencia de algunos de sus territorios. Eslovenia pertenece al primer grupo. Con sólo dos millones de habitantes acaba de proclamarse campeona de Europa. Y el caso de Rusia es el opuesto, 144 millones de personas y una trayectoria errática desde que comenzó el fraccionamiento de la antigua URSS.

Si nada hubiese cambiado, los rusos tendría un equipo temible con nombres como Sabonis, Kuzminskas, Shengelia, Porzingis, Pachulia y un puñado más de grandes jugadores que brillan en la NBA. Y probablemente el más destacado sería Alexey Shved, un base-escolta de 28 años que hoy visita el Palacio de los Deportes como referente indiscutible del Khimki a sus 28 años.

El equipo malagueño llega al choque con buenas sensaciones y confiado en poner fin a la racha de cinco derrotas seguidas en el torneo

Se trata probablemente del mejor jugador que ha deparado el baloncesto ruso en las dos últimas décadas con permiso de algunos ilustres. Podría estar en la NBA, de hecho lo hizo, pero la mareante oferta del Khimki provocó que hiciese el camino de vuelta en 2015 a razón de 3,5 millones de euros netos por temporada. Shved es el jugador mejor pagado de la Euroliga desde que rechazó renovar con los New York Knicks. Lo llamativo es que no fichó por ninguno de los grandes equipos del continente, sino por el pujante proyecto de su actual club.

El dato

Partido inédito.
El de esta noche es el primer enfrentamiento de la historia entre el Unicaja y el Khimki. Ambos equipos han disputado durante varias temporadas la Euroliga, pero nunca coincidieron. El conjunto ruso también participó en la Eurocup, pero en la única ocasión que el Unicaja la jugó, el Khimki cayó eliminado en cuartos de final.

Shved, nacido en Belgorod, está viviendo un año excelente a nivel personal. La temporada pasada fue elegido MVP de la Eurocup, a pesar de que su equipo cayó eliminado en cuartos de final ante el Valencia. Este verano firmó un Eurobasket notable con Rusia, que cedió el bronce ante España, y acabó como el máximo anotador del torneo con 24,3 puntos.

Milosavljevic, el antídoto

Esta temporada está manteniendo ese formidable nivel de eficacia y es, junto a Luka Doncic, el mejor artillero de la Euroliga con una media de 20,9 puntos por partido. Para el Unicaja no es una buena noticia, pues Shved llega al partido de esta noche en Málaga en su mejor momento de forma después de firmar la actuación más destacada de su carrera en la Euroliga la semana pasada en la pista del Armani, donde se fue hasta los 29 puntos y una valoración de 35, su tope.

¿Cómo frenarlo? Pues será complicado y el encargado no será otro que Dragan Milosavljevic. Los dos se vieron las caras el Serbia-Rusia de semifinales del Eurobasket. Ese 15 de septiembre, Sasa Djordjevic puso al escolta del Unicaja a perseguir a Shved durante todo el partido. El ruso anotó 33 puntos, pero al final ganó Serbia y jugó la final contra Eslovenia. El Unicaja confía en que hoy se repita la historia, que Shved se luzca, pero que la victoria se quede en Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos