LOS ANTIGUOS

BERNI RODRÍGUEZ

El día de la retirada de mi camiseta lo intenté, aunque no sé si lo conseguí o si tan siquiera se me entendió. La verdad es que aún desconozco si lo que tenía en la cabeza salió por mi boca en forma de palabras porque estaba muy nervioso y emocionado; quería decir mucho pero tenía poco tiempo y me temblaban las piernas, lo que hacía todo muy complicado.

Entre otras cosas, intenté explicar algo así como que para que mi camiseta estuviese colgada en el techo del Carpena, hubo antes gente que tuvo que poner los cimientos. Me refería a aquellos a los que mi madre llama 'los antiguos'.

Hace poco fue el 80.º cumpleaños de Alfonso Queipo de Llano (parece que cumplió 40) y me apunté que debía y quería escribir una columna dedicada a todos ellos. Hoy tengo la oportunidad de hacerlo y explicarme mejor que aquel inolvidable día del que os hablaba antes.

El Carpena y todo lo que contiene son para mí quizás el reflejo perfecto de hasta dónde hemos conseguido llevar al baloncesto en Málaga. Un videomarcador gigante envidia de cualquier equipo NBA, mejoras constantes en el espectáculo, ampliación de asientos para casi 11.000 almas, una camiseta colgada... Una pasada, especialmente para aquellos que vieron y ven cómo se ha ido formando esto poco a poco. Y es que el Carpena es la representación final de todos aquellos lugares donde se fueron gestando los orígenes del baloncesto malagueño: Maristas, El Palo, La Rosaleda, San Agustín, Carranque, La Malagueta y otros rincones donde se botara una pelota.

Y todo lugar tiene adscrito una serie de personas. Y estas a las que dedico mi columna de hoy mostraron, en unas condiciones difíciles, una pasión e ilusión por el baloncesto desmedidas. Y es que para ellos jugar un partido era mucho más: era esfuerzo, era amistad, compañerismo, era amor a un deporte que representaba una filosofía de vida.

Como no os puedo nombrar a todos y todas los que habéis ayudado a que el baloncesto en Málaga sea como es hoy en día, me vais a permitir que os represente en las figuras de Alfonso Queipo de Llano y de Paco Moreno, este último como impulsor del patrocinio de Unicaja e inicio del baloncesto profesional.

Así pues, mi agradecimiento y mi reconocimiento por haber ayudado a que mi camiseta ondee en lo más alto del Carpena. Gracias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos