Una apuesta ilusionante

Patricia Soler, Claudia Alonso y Carmen Ortiz, ayer en Muelle Uno./Salvador Salas
Patricia Soler, Claudia Alonso y Carmen Ortiz, ayer en Muelle Uno. / Salvador Salas

El Unicaja se convertiría en el cuarto club de la ACB con una sección femenina

MARINA RIVAS

Hasta ahora, cumplir la mayoría de edad en Málaga para una jugadora con aspiraciones de crecer en el mundo del baloncesto era toda una odisea. Para la mayoría de ellas, sólo cabían dos opciones: «Cuando son más mayores, las chicas o dejaban de jugar o se tenían que ir a equipos de fuera», sentencia la malagueña más internacional, Gema García. No es la única que tuvo que abrirse camino fuera de la provincia, también es el caso de Patricia Soler, Claudia Alonso y Carmen Ortiz. Tres de las jugadoras más destacadas de Málaga en los últimos años, y que sólo tienen palabras de alegría para la nueva apuesta del Unicaja.

«Estoy contenta de que el Unicaja haya decidido dar la cara por nosotras; este es un gran paso» Patricia Soler Pívot

«Una de las claves es que el equipo tendrá un buen respaldo económico, eso es importante para nosotras» Claudia Alonso Pívot

«Si sale el equipo sonará aún más el baloncesto femenino en Málaga, y creará mucha afición» Carmen Ortiz Ala-Pívot

Como se informó esta semana, la Fundación Bancaria propietaria del club, ha impulsado la creación de una sección femenina del club cajista. Tras el anuncio realizado el martes, ayer se reunieron los directivos de la entidad para ver cómo acelerar el proceso y poder crear así una estructura lo más sólida posible cara ya a la próxima campaña, en principio en Primera Nacional, la tercera categoría. «Estoy muy contenta de que el Unicaja haya decidido dar la cara por nosotras. Es un gran paso», dice Patricia Soler, la flamante fichaje del Estudiantes de la Liga Femenina 1 (primera división).

La iniciativa impulsada por la Fundación Bancaria capta la atención de algunas de las mejores jugadoras de baloncesto de la provincia

La pívot, que ha sido internacional con las categorías inferiores de la selección española, saltó a la élite nacional tras permanecer hasta los 18 años en el Colegio de la Presentación. Ahora, asegura, le seduce el proyecto del Unicaja.«Me encantaría jugar en mi tierra y en un equipo como este, poder tener de cerca el apoyo de mi gente», se sincera.

Iniciativa histórica

Formar parte de la primera plantilla del Unicaja femenino será histórico para las jugadoras que configuren el proyecto y también para el propio club, que se convertirá en el cuarto conjunto de ACB que crea una sección femenina. De momento, sólo el Valencia y el Barcelona, en Liga Femenina 2 y el Estudiantes, en Liga Femenina 1 han apostado por ello. «Hay algunas jugadoras a las que esto les va a pillar un poco tarde, pero más vale tarde que nunca. Yo soy joven (tiene 19 años) y sería un orgullo poder jugar algún día en este equipo», asegura la pívot marbellí, Claudia Alonso. Tras formarse en los equipos de Marbella y en el Gamarra, debutó esta última campaña en la LF2 con el ABDA asturiano, donde ha comenzado a percatarse de la realidad económica del deporte femenino, aunque sea de alto nivel: «Una de las claves del proyecto es que tendrá un buen respaldo económico detrás; eso es muy importante para nosotras».

Gema García: «Las chicas merecíamos algo como esto»

Al hablar de jugadoras malagueñas destacadas, sin duda, hay que mencionar a Gema García. Subcampeona de Europa en 2012 con el Rivas Ecópolis y cuarta del mundo con la selección española de 3x3 en 2016, también ha recibido con alegría la apuesta del Unicaja. «Me emocioné mucho al ver la noticia. Teniendo el equipo masculino el potencial que tiene, las chicas también nos merecíamos algo así», destaca. La base, de la cantera de El Palo, aprovecha para echar la vista atrás y recuerda cómo tuvo que marcharse: «Me fui con 18 años y he recorrido toda la geografía española: Vigo, Madrid, Zamora... Si esta sección femenina se hubiera creado antes y se hubiera dado la oportunidad me habría quedado aquí sin duda». Después de 14 años jugando en LF1 y LF2, García, actualmente sin equpo, argumenta: «Llevo muchos años fuera de Málaga y estoy segura de que a muchas de mis excompañeras les encataría ir a un equipo como el Unicaja por la calidad de vida y el peso del equipo». Y añade: «Nadie se hace a la idea de la gran cantera de baloncesto femenino que hay en Málaga, hay una gran pasión por este deporte». Pasión como la que la mueve a ella, que cuestionada sobre la posibilidad de verla con la elástica cajista, se sincera: «Sería un sueño para mí».

Producto de Los Guindos y del conjunto de El Palo, surgió Carmen Ortiz, que también militó en el ABDA este curso. «Si sale el equipo, sonará aún más el baloncesto femenino en Málaga y, igual que el Unicaja masculino, creará mucha afición», asegura la malagueña, que añade: «Es un buen avance para el baloncesto femenino y un proyecto de futuro, factible para una ciudad como la nuestra».

Fotos

Vídeos