Atento al pasaporte rumano de D. J. Cooper

J. CALDERÓN málaga.

El Unicaja está centrado en dos reforzar dos posiciones para la próxima temporada, la de base y la de pívot, y en ambos casos actuará en función de si tiene margen con las fichas de extracomunitarios. Para el puesto de director de juego, el club malagueño maneja un grupo de candidatos amplió. Hace meses sondeó la opción del francés Leo Westermann, ahora en el Zalguiris, opción en todo momento calificada como «casi imposible» según sus agentes, de hecho ayer se informaba ya de un posible acuerdo con el CSKA, y ha seguido de cerca a Jordan Theodore (Banvit), MVP de la Basketball Champions League de la FIBA, que va a jugar el Europeo con Macedonia, y dejará de ocupar plaza de extracomunitario. Otro caso es del Dee Bost (Mónaco), al que el secretario técnico cajista, Carlos Jiménez, espió en directo en Francia. A estos se une otro nombre que ha sido ofrecido al club, el de D. J. Cooper, estadounidense nombrado como mejor jugador de la Liga francesa, en la que ha promediado 13,4 puntos, 10,6 asistencias y 5,4 rebotes, logrando tres triples dobles con el Pau Orthez. Cooper podría lograr en breve la nacionalidad rumana, según reconoció esta semana en una entrevista y disputará el Campeonato de Europa. Este base está considerado el mejor pasador de Europa, y lo cierto es que su media es increíble. Esta temporada dio 18 asistencias en varios partidos. El ofrecimiento está sobre la mesa, pero su agencia de representación apuntó que debe responder en una semana a una propuesta formal que tiene.

Fotos

Vídeos