Bertomeu cierra la puerta a la presencia fija del Unicaja en la Euroliga hasta al menos 2023

Bertomeu cierra la puerta a la presencia fija del Unicaja en la Euroliga hasta al menos 2023

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La presencia de forma fija del Unicaja en la Euroliga puede prolongarse más de lo esperado. Después de que la competición anunciase la invitación por dos campañas al Bayern Múnich y el Asvel Villeurbanne a partir de 2019, parecía que podría abrirse una ventana transcurrido este tiempo, pero parece que no será así.

El director ejecutivo de la Euroliga aclaró ayer que no hay previstos más cambios en el futuro más allá de que asciendan dos equipos desde la Eurocup; es decir, no se contempla una ampliación a los 20 clubes. «En los próximos cuatro años, teniendo en cuenta que el siguiente ciclo estratégico empieza en 2019 con la expansión a 18 equipos, no vemos ninguna posibilidad de ampliación. El siguiente movimiento podría ser incrementar el número de equipos que vendrán de la Eurocup, pero sería en el siguiente ciclo. Estamos convencidos de que el Bayern Múnich está preparado y de que también tendremos un buen equipo en Francia (el Asvel Villeurbanne)», dijo. Es decir, cuatro años desde 2019 frenarían los cambios hasta el año 2023. Demasiado tiempo.

El Unicaja se tendrá que habituar a vivir sin tener segura su presencia en la máxima competición de forma segura y ganarse la plaza por la vía de la Liga ACB o en la Eurocup, como en la campaña anterior. Bertomeu también desveló algunos de los detalles económicos de la competición. «La Eurocup genera cuatro millones y reparte alrededor de 125.000 euros por club. A los finalistas de la Champions League de la FIBA se les han ofrecido dos plazas», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos