Brooks, primera preocupación del año

Okouo lleva en brazos a Brooks a la enfermería. /Juan Calderón
Okouo lleva en brazos a Brooks a la enfermería. / Juan Calderón

El ala-pívot es seria duda para los partidos ante el Zalgiris y el Barcelona

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

De momento, el Unicaja ha evitado las lesiones graves, pero los primeros problemas serios comienzan a presentarse. Si la semana pasada era Dragan Milosavljevic el que se perdió varios partidos, ahora la preocupación es Jeff Brooks.

El Zalgiris se apunta al ‘show’ de los Ball

El próximo rival del Unicaja, el Zalgiris, se ha sumado al ‘show’ que esta protagonizando la familia de Lonzo Ball, número dos del pasado Draft de la NBA, y que milita en Los Ángeles Lakers. Lono es el mayor de tres hermanos, LiAngelo y LaMelo, que sueñan con triunfar en la NBA y cuyo padre, LaVar, ha convertido la carrera de los tres en un espectáculo mediático por sus declaraciones en las que, por ejemplo llegó a decir que era capaz de ganar al mismísimo Michael Jordan en una pachanga. LiAngelo y LaMelo han renunciado a la universidad para iniciar sus carreras profesionales en Europa. Después de ser ofrecidos a casi todos los equipos del continente, han fichado por el Prienu Vytautas, un equipo de la liga lituana. Ahora el Zalgiris ha invitado al más pequeño, LaMelo para jugar la segunda cita del Adidas Next Generation que se va a disputar en Kaunas la próxima semana.

El ala-pívot sufrió ayer un esguince en el tobillo derecho en la recta final del primer entrenamiento de la semana y es seria duda para los partidos ante el Zalgiris y el Barcelona. Brooks sufrió la torcedura de forma fortuita en un mal apoyo y tuvo que ser asistido en la pista y ayudado por sus compañeros. El jugador no pudo realizar la sesión de tiro y fue sacado de la pista en brazos por Viny Okouo en una imagen bastante curiosa.

En un principio, y después de las primeras exploraciones, la lesión no parecía grave, más allá del clásico esguince. Sin embargo, horas después, el Unicaja emitió un comunicado más preocupante. «Brooks se ha hecho un esguince del ligamento lateral interno del tobillo derecho. Su participación en los partidos de esta semana queda pendiente de su evolución en los próximos días, aunque es seria duda», explicó el Unicaja.

A pesar de esta alarma inicial, el hecho de que falten cuatro días para el choque ante el Zalgiris da margen para que el jugador se recupere. Brooks ya ha sufrido lesiones similares, pero el ala-pívot ha demostrado una gran capacidad para aguantar el dolor y jugar con molestias.

El Unicaja viajará el jueves por la tarde a Kaunas en un vuelo chárter y después del partido contra el Zalgiris se desplazará directamente a Barcelona para el encuentro del domingo (18.30 horas). Es previsible que Brooks se desplace con el equipo para ver si puede echar un cable en alguno de los dos partidos.

La de ayer fue una jornada accidentada en el Unicaja. Carlos Suárez tampoco pudo terminar la sesión debido a un golpe en el gemelo izquierdo, aunque no es algo serio y el madrileño es previsible que estará en dos dos compromisos de esta semana. El Unicaja tiene hoy jornada de descanso, lo que favorecerá la recuperación tanto de Brooks como de Suárez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos