Un candidato imprevisible

Un candidato imprevisible

El Unicaja llega a la Copa del Rey con varios jugadores entonados, pero con dudas en algunos puestos

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El varapalo de Vitoria reabrió algunas heridas en un Unicaja que había cambiado la cara en este 2018, especialmente en la Liga Endesa. La abultada derrota recordó el carácter imprevisible del cuadro que entrena Plaza, con capacidad para ganarle a cualquier equipo pero también para lo contrario.

Si hombres como Augustine, Shermadini o Waczynski llegan a la Copa en su mejor momento, los problemas físicos de Nedovic y Brooks y el puesto de base pueden restarle potencial al equipo.

McCallum, base. A la espera de una evolución que aún no llega

No se discute su talento ni su explosividad, pero tampoco que es uno de los hombres más cuestionados hasta ahora. Se esperaba una evolución en su juego vertiginoso a un ritmo más pausado y cerebral, pero no termina de llegar. Además ha perdido confianza en su tiro. La Copa será una buena ocasión para reivindicarse.

Díaz, base. Un baluarte que sube el nivel defensivo del equipo

El malagueño superó su bache inicial, aunque en los últimos partidos ha vuelto a mostrarse inseguro. El equipo juega mejor con él que con McCallum. Por eso es importante que dé un buen rendimiento en la cita de Las Palmas. En defensa sigue siendo indiscutible y le aporta carácter al equipo, pero aún tiene que dar pasos en la dirección.

Nedovic, escolta. Necesita recuperar sensaciones para liderar

El hombre que hace jugar al resto, la creatividad, el que mejor pasa y el que más anota. Será difícil que el Unicaja llegue lejos sin el mejor Nedovic. Acaba de salir de una lesión y en el partido de Vitoria se le vio falto de rodaje. Necesita recuperar sensaciones y encontrarse bien. El equipo está en sus manos.

Salin, escolta. Un complemento que depende de sus rachas

Tampoco ha terminado de asentarse Salin en el conjunto malagueño, demasiado irregular en el tiro y muy dependiente de sus rachas. En los últimos partidos se le ha visto pasar mejor, conectar mejor con los pívots y tratar de penetrar. En defensa es otro de los hombres a los que Plaza exprime más ante los exteriores rivales.

Waczynski, alero. Con confianza y en un momento de crecimiento

Si en algunos momentos llegó a estar cuestionado el pasado verano, el polaco ha demostrado que puede ser mucho más que un tirador. Waczynski llega a la Copa como uno de los hombres más en forma del equipo; está con confianza y en un momento de crecimiento como jugador. Puede ser uno de los hombres clave en la Copa.

Milosavljevic, alero. El equipo necesita que aporte más en ataque

Da la sensación de que está bastante por debajo de su nivel, aunque Plaza siempre defiende su trabajo. Sus números son demasiados pobres (2,5 de valoración en ACB) para un jugador que ha demostrado mucho más en sus equipos anteriores. Como especialista defensivo debe tener protagonismo en el torneo de Las Palmas.

Díez, alero. Debe seguir la línea de sus últimos partidos

Algunos de los últimos partidos del alero (Burgos o UCAM Murcia) invitan al optimismo cara a esta Copa. Está aportando mucho en el rebote y siendo más incisivo cara al aro. Ha demostrado que puede ayudar de ‘4’ si Brooks no está al cien por cien. En momentos concretos –recuerden la final de la Eurocup– puede ser resolutivo.

Suárez, ala-pívot. Su entendimiento del juego y veteranía, claves

No hace mucho ruido, pero el capitán Suárez llega a la Copa como el segundo más valorado del equipo en la Liga Endesa (13,5 de media) por detrás de Shermadini. El capitán ya tiene muchas ediciones de Copa a sus espaldas y su veteranía y entendimiento del juego son oro en paño en este tipo de torneos.

Brooks, ala-pívot. Su estado físico es la gran incógnita

Pocas dudas hay sobre el rendimiento de Brooks, que en su segundo año en Málaga está confirmando su calidad. La gran incógnita es su estado físico, puesto que se ha perdido cuatro partidos por su lesión de tobillo y ha estado toda la semana trabajando en solitario. Jugará con casi toda seguridad, pero habrá que ver su estado de forma.

Augustine, pívot. El hombre más fiable ahora mismo de la plantilla

El pívot norteamericano se ha revelado como el mejor fichaje del pasado verano y llega a la Copa siendo el hombre más fiable de la plantilla. Aporta puntos, rebotes, se entiende bien con los exteriores y puede defender a ala-pívots y a pívots. Jugará su primer gran torneo nacional con la camiseta del Unicaja y se espera mucho de él.

Shermadini, pívot. En un gran momento, debe ser un recurso a explotar

OShermadini ha logrado alcanzar el nivel de efectividad que lo llevó a ser la pasada temporada el mejor pívot de la ACB. Está en un gran momento y pocos hombres altos pueden frenarlo bajo los aros. En las últimas 16 jornadas de la Liga Endesa, sólo ha bajado de los 10 de valoración en un encuentro. Debe ser un recurso a explotar.

Okouo/Soluade, pívot/escolta. En la pugna por ocupar la última ficha del equipo

Okouo y Soluade pugnan por ocupar la ficha número 12 para la Copa. Soluade ha demostrado estar más metido en la rueda, pero en su posición hay más jugadores. Okouo apenas está contando para Plaza y en los pocos minutos que juega no ha conseguido mantener el nivel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos