Carlos Suárez: «Apostaría a que el Unicaja estará en semifinales, y luego ya a soñar...»

Suárez, en la pista central del Palacio, esta semana./Fran Acevedo
Suárez, en la pista central del Palacio, esta semana. / Fran Acevedo

El ala-pívot, que a sus 31 años está en uno de las mejores temporadas de su carrera, analiza la actualidad del equipo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Tras cinco temporadas en el Unicaja, Carlos Suárez está en un momento personal que roza la excelencia. Respetado por sus compañeros y querido por la afición, su juego ha alcanzado en Málaga un punto de equilibrio que se refleja en sus estadística:hay que remontarse siete temporadas atrás para encontrar unos números similares a los que está haciendo esta temporada en la Liga Endesa.

Empecemos por la derrota en Valencia. Ser cabeza de serie en los 'play-off' ya es casi imposible y les obliga a una hazaña en las eliminatorias por el título.

–No es imposible aún ser cabeza de serie de manera matemática, pero sí está difícil. Antes del partido en Valencia decíamos que, pasase lo que pasase, en una eliminatoria a tres partidos puede haber sorpresas y hay margen para esa hazaña con el factor cancha en contra. Lo que tenemos que hacer es fijarnos en nosotros mismos para llegar a los 'play-off' en un gran estado de forma.

Vaya rivalidad que se ha generado con el Valencia en los últimos años.

–La competencia por estar en la Euroliga genera esa rivalidad sana. Intentaremos esa licencia por méritos propios, como ellos, y eso es bueno para el baloncesto, que no sólo exista esa rivalidad contra el Madrid, el Barcelona o el Baskonia.

–¿Ha vuelto a ver la última jugada ante el Valencia?

–Sí, siempre veo los partidos después para intentar mejorar. En esa acción pensaba que podía penetrar más, pero después me salta Will Thomas y tuve que hacer un tiro tras bote, a lo que a lo mejor no estoy tan acostumbrado. La opción era más penetrar, pero se me cerraron y no pude hacer otra cosa. Es una acción del partido, pero luego te fijas en otras jugadas que te podían haber dado más diferencia al final, como algunas pérdidas tontas.

Plaza le dijo que ganase usted el partido.

–Era una jugada que habíamos hecho anteriormente, en otro partido, y salió bien, porque picaron. Pero no contamos con que Thomas saliera, ya que teníamos un jugador en la esquina. Yo creo que en el deporte todo esto te vuelve. Después de haber perdido tantos partidos al final, espero que en los 'play-off' esos partidos ajustados los ganemos.

Aún queda un mes, pero, ¿qué cree se puede esperar del Unicaja en los 'play-off '?

–Que el equipo esté a grandísimo nivel; es lo que espera el aficionado y lo que esperamos todos. El equipo está bien, mucho mejor de lo que la mayoría de la gente cree. Estamos en un gran momento y tenemos que intentar sacar todos los partidos que nos quedan para llegar mejor al final.

Si tuviera que apostar por el Unicaja, ¿hasta dónde diría que va a llegar el equipo?

–Bueno, quedan aún cinco partidos antes de los 'play-off' y es complicado un pronóstico. Pero diría que mi idea es que el equipo estará en semifinales, y luego ya a soñar...

–¿Se habla mucho en el vestuario de lo imporante que es seguir en la Euroliga?

–No hablamos del futuro, pero sí de cuáles son nuestros retos, nuestros objetivos. El primero era estar en la Copa del Rey, que lo conseguimos; luego estar en los 'play-off', que estamos en ello, y después, intentar quedar por encima del Valencia para optar a la Euroliga.

«El equipo está ahora bien, mucho mejor de lo que la mayoría de la gente cree» rendimiento

«Antes hacía un partido malo y sufría mucho; he aprendido a tener más calma» madurez

–¿Desde dentro también se percibe tan pronunciada esa diferencia abismal entre la Euroliga y todo lo demás?

–Sí, no tiene nada que ver en muchos aspectos. Rivales, competición, nivel físico, calendario... Este nuevo formato de todos contra todos ha sido todo un acierto. No sé si se hará lo mismo en la Eurocup o en la FIBA Champions League.

Parece que tiene claro que la Euroliga cada vez tendrá más peso, incluso a costa de las competiciones nacionales.

–Sí, desgraciadamente sí. Creo que el baloncesto europeo sin las ligas nacionales no tiene nada, pero el dinero está claro que está en la Euroliga. Lo que no se puede es menospreciar la ACB, con una Copa del Rey que no tiene nadie en el continente o con los 'play-off'.

Le quiero preguntar por algunos de sus compañeros de la plantilla. ¿Qué le parece el último en llegar, Jean-Charles?

–Me ha sorprendido, es un jugador que creo que puede aportar mucho. Físicamente es menos corpulento que otros pívots, pero lucha y defiende muy bien. Contra Tomic o Dubljevic lo hizo bastante bien. Además, tiene buena mano desde cuatro o cinco metros.

–¿Es Nedovic el mejor o uno de los mejores escoltas con los que ha jugado?

–Sí, uno de los mejores, por su talento y por su físico. He tenido muy buenos compañeros en ese puesto, pero él es diferente, es muy explosivo, con una técnica individual increíble y que además ha mejorado mucho. No tiene nada que ver con el 'Nedo' de hace dos o tres años. Esperemos que podamos contar con él, al menos, algún año más.

Ray McCallum. Un jugador de enorme talento, que lo hizo bien en la NBA y en la Liga de Desarrollo pero que en el Unicaja no ha terminado de explotar.

–Es que esto es diferente y también muy duro. Se puede pensar que en la Euroliga o la ACBno hay tanto nivel como en Estados Unidos, pero no es así. Él ha tenido partidos muy buenos y en otros le está costando más 'leer' las situaciones. El talento lo tiene, que es lo más difícil. Necesitó un tiempo de adaptación y espero que cuando lleguemos a los 'play-off' veamos al mejor McCallum.

El mejor sexto hombre y uno de los nacionales con más valoración

La gran temporada de Carlos Suárez le está haciendo destacar en varios apartados estadísticos. Es el jugador nacional con más valoración media por partido (13,4), sólo por detrás de San Emeterio, que está lesionado. Es además el mejor jugador interior de la competición en pases de canasta, con 2,69 por partido. Todo esto, teniendo en cuenta que Suárez no suele salir titular con el Unicaja (sólo lo ha hecho en tres partidos en la Liga Endesa). Eso lo convierte en el mejor sexto hombre de toda la competición, un seguro de vida para el Unicaja saliendo desde el banquillo. Entre las estadísticas del conjunto malagueño, sólo Shermadini aporta más valoración media por partido que Suárez, que incluso ya supera a Nedovic (13,4 frente a 13).

Sin embargo, pese a talentos como Nedovic o McCallum o jugadores procedentes de grandes clubes como Augustine, para el público malagueño los referentes del equipo son usted y Alberto Díaz.

–Quizás es porque llevamos más tiempo aquí y nos tienen más cariño. No sé, yo creo que el Unicaja no depende de uno o dos jugadores, todos tenemos nuestra función. Unos meten más puntos y otros hacemos un trabajo más sucio. En ese apartado podemos estar Alberto o yo, en hacer cosas quizás menos vistosas para ayudar al equipo.

Diga la verdad, ¿qué suplemento vitamínico toma para estar mejor ahora que hace cinco o seis años?

–Nada, nada (risas). Lo verdaderamente importante es estar a gusto donde estoy. Ahora estoy muy a gusto en el Unicaja, me encanta Málaga, mi pareja está muy contenta aquí, mi familia siempre me dice que estoy en el paraíso. Todo eso afecta.

–¿Pero qué explicación le da a estar teniendo una de sus mejores temporadas individuales ahora, a los 31 años?

–Creo que es cuestión de mentalidad. Soy más maduro, diferente. Me tomo las cosas que pasan en la pista de manera más tranquila, sin exagerarlo todo. Antes jugaba un partido malo y sufría mucho. Me duraba dos o tres semanas y me afectaba a los siguientes partidos. He aprendido que hay que olvidar pronto los partidos para pensar en el próximo.

Su temporada y la de otros españoles en la ACB, ¿sirve para reivindicar al jugador nacional?

–No valoramos lo suficiente lo que hay en casa. Si hay un buen bloque de jugadores nacionales, el equipo va a tirar hacia adelante. Porque en los momentos complicados, se nota más lo que te tira tu tierra o tu club. No quiero decir con esto que los extranjeros estén menos implicados, en nuestro caso al menos hay un alto grado de compromiso en todos los foráneos. Pero sí creo que pasa en otros clubes y hay que valorar más al jugador nacional.

«Intento mirar siempre a Shermadini, que es uno de los mejores finalizadores de Europa» pívot pasador

«Es uno de los mejores escoltas con los que he jugado; esperemos contar con él algún año más» nedovic

Se ha convertido en un gran pívot pasador.

–Bueno, para asistir tiene que haber alguien que meta la canasta. Tenemos jugadores interiores muy dominantes este año. Yo por ejemplo intento mirar siempre a Shermadini, que es uno de los mejores pívots finalizadores que hay en Europa.

Se le ha visto incluso dirigir el juego de ataque del equipo.

–Sobre todo en momentos más aturullados, de atasco; el hecho de tener más experiencia te ayuda a 'leer' mejor el juego. En el campo ves muchas cosas que a lo mejor no se ven desde fuera e intento hablar mucho con mis compañeros y con el entrenador. Ser veterano también te da margen para opinar.

Hace poco dijo Plaza que era como su prolongación en el campo.

–No creo que sea prolongación, él es el entrenador. Sí es verdad que he aprendido a 'leer' mejor el baloncesto, cosas que antes no veía en la cancha. Si eso sirve para que mi equipo gane, perfecto.

Todavía mucha gente se pregunta por qué Carlos Suárez no juega o no ha jugado más con la selección española. ¿Qué les diría?

–Ese momento pasó para mí y si no ha podido ser, pues ya está. Hay un nivel increíble para estar en la selección española, la mejor de Europa para mí. Tuve tres opciones de ir pero hubo otros jugadores que se ganaron también estar allí. Ahora hay jugadores que han estado jugando las 'ventanas FIBA', a los que creo que se menospreció, y son los que tienen que tener ahora las puertas abiertas de la selección.

Llegamos a ese momento de la temporada en el que se empiez a hablar de contratos, de renovaciones o posibles bajas. ¿Cómo se filtra todo esto en el vestuario? ¿Afecta al jugador?

–Yo pasé por una situación así el año pasado y sinceramente creo que no me afectó. No sé qué les pasará a mis compañeros, pero parto de la base de que el profesional va al 100 % a ganar, a hacerlo lo mejor. Ysi no para seguir en el Unicaja, para ir a otro sitio. Si has estado siete u ocho meses machacándote, ahora no te vas a dejar ir en la recta final.

Tampoco se sabe qué pasará con el entrenador.

–Pasa lo mismo. Esto es el mundo profesional y estamos acostumbrados a estas situaciones. El entrenador también querrá ganar para intentar renovar o ir a un club con más estatus. No creo que nadie piense ahora si tiene que renovar o no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos