El club encuentra demasiada competencia por Brian Roberts

El club encuentra demasiada competencia por Brian Roberts

J. CALDERÓN MÁLAGA.

El Unicaja está pendiente de resolver alguna de las distintas operaciones que mantiene abiertas para elegir al base del equipo para la próxima temporada. El martes ya se informó de la oferta planteada al estadounidense Brian Roberts, con el que se negocia.

Ayer, el nombre del exjugador del Olympiacos fue vinculado a otros equipos de primerísimo nivel como el Zalgiris o Maccabi. No es un jugador de grandes números, pero los informes que se manejan son muy buenos en cuanto a actitud, capacidad defensiva y orden; es decir, el perfil que quiere Casimiro. El Unicaja podría competir con el Zalgiris, a pesar de que este esté en la Euroliga. Anoche mismo ya trascendió que el equipo lituano no llegaba a las pretensiones de Roberts, lo que es bueno para el Unicaja. Más complicado es hacerlo con el Maccabi, que precisa de un base tras la marcha de Pierre Jackson a la Liga China, pero ha incorporado a Scottie Wilbekin. El baile de piezas será clave.

Las otras dos opciones conocidas, porque hay más, Errick McCollum y Ryan Boatright, siguen sobre la mesa. El agente del primero confirmó que el jugador sigue disponible, pero también reconoció que es complicado por su alto cache. Cuenta con la propuesta del Unicaja, que ya quiso ficharlo la campaña anterior por un millón de euros netos; mucho dinero.

Boatright es mucho más barato y podría decirse que es un término medio entre los otros dos jugadores. Capaz de anotar, pero también de pasar bien y dirigir. Su pasaporte Armenio le da un plus, pero ayer no se avanzó el su posible incorporación, según se explicó a SUR.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos