El club tenía casi perfilado un acuerdo con Omic

Las dos partes no terminaron de entenderse y el club presentó la propuesta por Shermadini

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La planificación del Unicaja en las últimas semanas está dejando algunas sorpresas. La temporada acabó con la idea de renovar a la mayoría de la plantilla, pero con el paso de los días sólo quedan ya ocho jugadores de los que acabaron los 'play-off' contra el Real Madrid.

Por ejemplo, en el juego interior parecía que la idea era dar continuidad a la pareja Musli-Omic, pero no será así. Primero porque el serbio parece que terminará dejando el equipo, pese a tener un año más de contrato, y segundo porque la negociación con Omic se rompió días atrás. Entre medias, el Unicaja presentó una oferta por el pívot del Andorra Giorgi Shermadini.

Lo llamativo de todo esto es que el club tenía perfilado un acuerdo con Omic, que ya se desvinculó del Efes, según se explicó a SUR, pero los planes cambiaron y se presentó la propuesta por Shermadini.

Es evidente que Shermadini y Musli son jugadores muy parecidos y ya ha dejado claro que el segundo no está entre sus preferencias. Como la idea del Unicaja es incorporar un pívot más atlético, parece claro que Musli tiene muy complicado continuar en Málaga. El papel de su agencia de representación, la misma que asesora a Plaza, será clave para conseguirlo.

Fotos

Vídeos