Los clubes que no juegan la Euroliga se niegan a participar en una liga alternativa

Nueva vuelta de tuerca al cisma que se vive en la Liga ACB. Después de que el Unicaja junto con el Real Madrid, Barcelona y Baskonia mostrasen su intención de crear una competición privada si la ACB no se reduce a 16 o incluso a 14 equipos, el resto de clubes, exceptuando el Valencia, emitieron ayer un comunicado renegando de este nuevo posible torneo.

Estos 13 equipos, se reunieron ayer con el secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete, y luego emitieron un comunicado en el que ponían de manifiesto su voluntad de reducir la liga a 16, como piden los clubes de la Euroliga, al tiempo que confirmaron su decisión unánime de mantenerse en la ACB.

Este encuentro se produce después de que el presidente del CSD se reuniera el pasado lunes con los representantes de los cinco clubes que compiten en la Euroliga (Unicaja, Valencia, Madrid, Barcelona y Baskonia). Estos equipos mostraron su predisposición por alcanzar un acuerdo satisfactorio para los clubes que militan en la ACB.

Además, el encuentro sirvió para evidenciar la necesidad de retomar las conversaciones entre todos los clubes, con el propósito de establecer una competición con 16 equipos, basada en el principio de acuerdo que se alcanzó el pasado mes de julio.

Entonces se pactó que a partir de la campaña 2019-2020 la Liga Endesa tuviera solo 16 equipos y que hubiera solo un ascenso y un descenso a la LEB a cambio de una indemnización a la Federación Española (FEB) de 500.000 euros anuales. Los clubes modestos querían que ese dinero lo pagaran íntegramente los de la Euroliga y estos se negaron. De ahí que el acuerdo no se cerrase.

Fotos

Vídeos