La Euroliga se complica para el Unicaja

La Euroliga se complica para el Unicaja
Salvador Salas

El conjunto malagueño perdió en la última jugada ante un Baskonia que estuvo letal desde el triple

ENRIQUE MIRANDA y SALVADOR SALASMálaga Fotos

El espectador imparcial que ayer viera el Unicaja-Baskonia, en el pabellón o por televisión, seguro que disfrutó de un gran rato de baloncesto. Un duelo de Euroliga al máximo nivel, vistoso, con dos equipos españoles con el cuchillo entre los dientes y con un final ajustado. El problema es que no cayó del lado del Unicaja, que volvió a perder ante el Baskonia (83-85). Le tiene cogida la medida el cuadro vitoriano al equipo de Los Guindos; ya le ha ganado tres veces esta temporada, dos de ellas en Málaga en los últimos segundos. El conjunto que entrena Pedro Martínez tiene más presupuesto, una licencia permanente de la Euroliga y quizás mejor plantilla. Pero es un rival directo en la lucha por estar en el ‘play-off’ y en Málaga había que ganar. Es cierto que aún queda mucho, pero las jornadas pasan y cada vez será más difícil sumar.

83 Unicaja

(21+22+21+19): McCallum (11), Nedovic (19), Milosavljevic (3), Brooks (7), Augustine (6)- cinco inicial- Salin (-), Díaz (9), Soluade (-), Shermadini (12), Waczynski (9) y Suárez (7).

85 Baskonia

19+27+21+18): Huertas (-), Beaubois (10), Timma (17), Jones (9), Poirier (-)- cinco inicial- Vildoza (2), Voigtmann (9), Janning (6), Diop (-), Granger (14), Shengelia (13) y Garino (5).

Arbitros:
Paternico (ITA), Mogulkoc (TUR) y Koljensic (MON). Señalaron falta técnica al entrenador del Baskonia Pedro Martínez.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésima jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de los Deportes, José María Martín Carpena ante 6.528 espectadores.
El dato:
17 triples. Fue el aspecto del juego que acabó decidiendo el partido. Los 17 triples que logró el Baskonia fueron demasiados para un Unicaja que sólo logró 4 canastas de tres puntos. El porcentaje del conjunto vasco fue poco habitual y anotó la mitad de los lanzamientos que intentó (34). En un deporte que se basa en las ventajas, siempre es mejor encestar de tres que de dos.
el personaje.
La afición no olvida a Granger y lo aplaudió. El jugador uruguayo fue ovacionado por el público durante las presentaciones de los equipos. En el encuentro fue decisivo en la victoria del Baskonia.
El detalle.
Martínez y Huertas, señalados por la grada. Los aficionados del Unicaja dejaron ayer clara su escasa simpatía respecto a algunos miembros del Baskonia. Fue muy pitado Marcelinho Huertas, al que no se le perdona que optara por la oferta del Baskonia el pasado verano. También Pedro Martínez estuvo en el foco de la grada del Palacio. El entrenador del Valencia fue sancionado con una técnica por protestar una decisión arbitrar, al igual que Poirier.

Es una derrota dura para el conjunto malagueño, porque implica alejarse de la octava posición, pero también por cómo se produjo. El Unicaja se midió a un equipo con un un excelente día en el tiro exterior. No era fácil sobrevivir a la lluvia de triples que le cayó al cuadro de Plaza. 17 triples metió el Baskonia, de 34 aciertos. Un espectacular 50% de eficacia. Por el lado malagueño, 4 triples de 25 intentos (16%). Demasiada diferencia como para ganar un partido a este nivel. Aún así, lo que pudo ser una paliza por esa desigualdad en el tiro se quedó en un derrota por sólo dos puntos, en un partido que se decantó en la última jugada. El Unicaja creyó hasta el final, no se vino abajo y esta tiene que ser la lectura positiva, aunque la derrota deje poso amargo. En esto se le ve al equipo malagueño un punto más de madurez, que esperemos que le sirva en otros momentos de la temporada.

La octava plaza sigue a dos triunfos

Tuvo ayer el Unicaja una buena oportunidad para acercarse a los puestos de ‘play-off’, pero no la aprovechó. El octavo puesto, por ahora en posesión del Maccabi, sigue a dos triunfos, a la espera de los partidos de hoy. El conjunto de Israel compite hoy en la pista del Milán.

Hizo un correcto trabajo el equipo local, pese a otorgar facilidades defensivas en varios tramos del partido. Nedovic volvió a ser el faro del cuadro cajista, Shermadini de nuevo fue superior a sus pares y McCallum dio otro paso adelante en su temporada. Capítulo aparte merece el último cuarto de Alberto Díaz, que estuvo a punto de ganar el partido con sus puntos en los últimos minutos y un robo que pudo cambiar el rumbo del choque. Logró el malagueño robarle un balón a Granger y empatar a 83 a falta de menos de seis segundos, con el Carpena rendido a sus pies. Antes había anotado cuatro puntos cuando más falta hacían. Buscó la prórroga el Unicaja, pero Timma anotó la canasta definitiva para arrebatarle a los malagueños esta opción. Demasiado fácil lo tuvo el internacional de Letonia, que anotó bajo el aro.

Análisis

Nedovic contra Granger

El Unicaja protagonizó un gran arranque de partido, en el que dominó en casi todos los aspectos del juego. Sustentado en su fortaleza en el rebote ofensivo y en el talento individual de McCallum y Nedovic, pronto llegaron ventajas considerables (11-4). Ganaba el Unicaja por 9 cuando entraron en el conjunto vitoriano Garino y Granger. Los puntos de ambos jugadores redujeron la ventaja local (21-19). Si el Baskonia ya había cambiado su cara con Granger en pista, lo del segundo parcial fue un auténtico recital del exjugador del Unicaja. El base acribilló el aro local desde lejos, superando con facilidad a Díaz. Dos faltas técnicas señaladas a Poirier y a Pedro Martínez permitieron que el cuadro local se pusiera de nuevo por delante. Pero el conjunto vitoriano, muy acertado en el tiro, logró marcharse con ventaja al descanso (43-46). Por momentos parecía un Nedovic contra Granger de difícil pronóstico.

Hubo tablas en el tercer cuarto (21-21) y ambos equipos se citaron en el parcial definitivo. Ganaba el Baskonia por 64-67, lo que no parecía un botín excesivo para un equipo que llevaba un 50% en triples.

Con Nedovic en el banquillo, Waczynski tomó la voz cantante en ataque y un inconmensurable Alberto Díaz lideró. Entró en el último minuto cuatro abajo el Unicaja y a Brooks se le salió un triple que era oro. No desfallecieron los locales, que lograron empatar, pero Timma anotó y el tiro a la desesperada de Milosavljevic no entró (83-85).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos