Cuatro partidos en casa para soñar con la clasificación en la Euroliga

Milan-Unicaja de la última jornada/EFE
Milan-Unicaja de la última jornada / EFE

El Real Madrid, esta noche, es el primero de los rivales, y le seguirán Baskonia, Efes y Maccabi

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Los próximos cinco partidos pueden decidir la suerte del Unicaja en la Euroliga. El equipo malagueño afronta desde esta noche ante el Real Madrid (20.45 horas) una fase clave del torneo europeo que determinará sus opciones de clasificarse para el ‘play-off’ de la competición. Con cuatro de los próximos cinco partidos en catsa, la actuación del equipo cajista en el Palacio de los Deportes será clave.

Desde hoy y hasta el 22 de febrero, el Unicaja recibirá al Real Madrid, Baskonia, Efes y Maccabi y sólo tendrá que hacer una salida, a la pista del Khimki, el próximo día 2. Jugar como local es siempre una gran ventaja en un torneo como la Euroliga, pero no siempre es garantía de éxito. Lo sabe bien el conjunto malagueño, que de las once derrotas que acumula, encajó cuatro delante de sus aficionados: Brose, Zalgiris, CSKA y Valencia. Fue por un estrecho margen, en finales igualados e incluso después de alguna prórroga, pero el caso es que dejó escapar varias victorias que echará en falta.

Lo que sí es seguro es que el Unicaja se va a jugar su futuro Europeo en el Palacio de los Deportes, y máxime cuando algunos de sus adversarios son rivales directos por la clasificación. El turno decisivo lo abre esta noche el mejor Real Madrid de la temporada. El equipo blanco acumula 13 triunfos seguidos entre Liga Endesa (6) y Euroliga (7) y ya pasó por encima del Unicaja en la primera vuelta. La motivación de superar a uno de los favoritos es el gran aliciente del Unicaja hoy.

Duelo clave ante el Baskonia

Más importante será el encuentro de la próxima semana contra el Baskonia, precisamente la última víctima del Madrid. El conjunto vasco es noveno con ocho triunfos y diez derrotas. Como es lógico, superarlo tendría un valor doble al tratarse a día de hoy de un rival directo, pues sólo cuenta con un partido ganado más. Después del duelo contra el conjunto vasco, el Unicaja viajará a Moscú para medirse al Khimki, el único de los partidos que jugará a domicilio en esa fase de la temporada. El equipo, tras un comienzo irregular, ha mejorado después de que su plantilla fuese sancionada con la mitad del sueldo por bajo rendimiento. Ahora es séptimo con cuatro victorias más que el Unicaja después de darle ayer un repaso al Olympiacos.

Más accesible será el duelo contra el Efes del 8 de febrero en Málaga. Colista de la Euroliga, el conjunto turco, al que ya ganó el Unicaja en Estambul, es la gran decepción de esta temporada. Ya después de la participación en la Copa, el Unicaja se medirá al Maccabi, equipo que marca la frontera del ‘play-off’, con nueve victorias y que ha ganado cinco de sus últimos siete partidos. El margen de tiempo y lo que haya sucedido antes, puede elevar la importancia del este partido que se jugará el 22 de febrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos