Zalgiris-Unicaja: Un duelo entre iguales

McCallum se dirige a sus compañeros durante el partido de la primera vuelta ante el Zalgiris./Álvaro Cabrera
McCallum se dirige a sus compañeros durante el partido de la primera vuelta ante el Zalgiris. / Álvaro Cabrera

El equipo de Plaza viaja con el objetivo de ganar para mantenerse en la pelea por la clasificación para los ‘play-off’

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La Euroliga no espera a nadie. No entiende de lesionados, bajas, desplazamientos largos o cortos. Tampoco si en menos de 48 horas los equipos tienen que afrontar un encuentro crucial. Así es la atractiva competición que está disputando el Unicaja esta temporada. No hay tregua.

El Unicaja juega hoy (19 horas, Movistar Plus, dial 55) en la cancha más atractiva que hay en la Euroliga, el Zalgirio Arena. Más de 15.000 espectadores presenciarán en directo el duelo entre el conjunto malagueño y el mítico Zalgiris, el equipo revelación de esta temporada, pero que, sin embargo, es un rival directo del cuadro cajista en la lucha por la clasificación. Son dos equipos muy parecidos tanto en su diseño como en el estilo. Los dos tienen entrenadores con proyección, jugadores nacionales contrastados y un par de referentes internacionales. Son tan parecidos que en el partido de la primera vuelta jugado en Málaga fue necesaria una prórroga y una canasta de Ulanovas en el último segundo para conocer al ganador.

Se impuso el Zalgiris por sólo dos puntos (83-85) y aquella derrota escoció por cómo se produjo. El Unicaja quiere resarcirse del tropiezo, pero no lo tendrá fácil. El equipo lituano ha ido a más desde entonces hasta convertirse en la revelación del torneo. No tiene grandes estrellas y cuenta con el segundo presupuesto más bajo de la Euroliga (8,5 millones), pero el grupo que dirige Sarunas Jasikevicius ha logrado una química especial y está jugando un gran baloncesto. Sin preocuparse por defender en exceso, anota casi los mismos puntos que recibe, pero todo parece tener un orden. Kevin Pangos y Vasilije Micic son los cerebros del Zalgiris. El primero ha dado un salto de calidad y el segundo está demostrando el talento que ya apuntaba años atrás y que no terminó de mostrar en las dos últimas temporadas en el Bayern Múnich.

A pesar de la buena trayectoria que acumula el conjunto lituano, hay un dato para la esperanza del Unicaja. Los dos únicos partidos que ha perdido en su pista esta temporada han sido contra equipos españoles, el Real Madrid y el Baskonia. El equipo malagueño es décimo en la clasificación y una victoria esta tarde en Kaunas le permitiría seguir en la pelea por un puesto para los ‘play-off’. Echando la vista hacia delante, el choque de hoy es vital, pues la semana que viene viajará a Milán, donde ya juega Kuzminskas, y cerrará el viernes en Málaga contra el Real Madrid. Todo esto sin contar el duelo de este domingo contra el Barcelona y el trascendental del domingo 21 frente al Gran Canaria con la Copa en juego.

Habrá que ver cómo recompone Plaza el equipo tras la baja de Brooks. No es una situación nueva. El madrileño ya jugó en la posición de ala-pívot en la victoria que el Unicaja logró la pasada temporada en la pista del Lokomotiv en las semifinales de la Eurocup.

Uno de los aspectos claves del choque será frenar la eficacia lituana desde la línea de tres. El Zalgiris es el segundo mejor equipo de la Euroliga en triples, con un 41 %, pero, sin embargo, carece de grandes pívots como el Unicaja. El equipo malagueño volará directamente a Barcelona tras el partido.

En el punto de mira

Edgaras Ulanovas, alero

A la sombra de otros jugadores con más nombre, este alero lituano está siendo una de las claves del buen rendimiento del Zalgiris. En el partido de Málaga logró la canasta ganadora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos