EL ERROR DE PLAZA

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja cierra hoy en Sevilla una semana en la que ha disputado cuatro partidos, pero en la que se ha hablado sobre todo de las declaraciones de Joan Plaza diciendo abiertamente que le gustaría dirigir al Barcelona. «Entrenar en Can Barça sería espectacular», dijo el técnico catalán en una entrevista a la televisión autonómica catalana. El error de Plaza ha sido mayúsculo en un momento clave de la temporada a nivel colectivo y personal. Es lícito, normal y lógico que quiera aspirar a un club más importante, pero hay formas y formas de decirlo. Sus palabras han provocado un enorme malestar en el seno de la directiva del Unicaja, en la que tiene tantos defensores como detractores. Las hace, además, sólo unas semanas después de asegurar que le encantaría renovar en Málaga. ¿Entonces, en qué quedamos, Joan? Los que se encontraron con las manifestaciones del técnico así en frío seguramente montaron en cólera, pero para los que estamos acostumbrados a tratar con él, sabemos de qué pie cojea en una situación como la actual. Plaza acaba contrato y, al igual que en campañas anteriores, se deja querer, pero también quiere ser deseado. Quiere hacer valer su trabajo y que se conozca lo que ha hecho en Málaga, que ha sido mucho y bueno; es justo reconocerlo. Pero esto mismo lo hizo campañas atrás, cuando buscaba equipo en plena temporada, para luego acabar renovando con el Unicaja. Es la ley del mercado. Sin embargo, ahora Plaza ha equivocado los tiempos y su error ha sido doble, porque sin darse cuenta, ha hecho daño a esa afición que hasta ahora estaba posicionada al 50% sobre su continuidad en el club. Los mismos que aplauden y pitan a partes iguales cuando lo presentan antes de cada partido. Plaza, consciente o inconscientemente, ha inclinado la balanza para el lado que menos le favorece, si es que verdaderamente quiere renovar con el club malagueño. Quizá cuando llegue el momento de la verdad, alguno de los que decide recuerda aquello de que: «Entrenar en Can Barça sería espectacular», sin mirar si Plaza lo ha hecho mejor o peor, si ha dado estabilidad al club, si ganó un título o si, ojalá, gana dos y devuelve al equipo a la Euroliga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos