Un error sangrante en el final del Real Madrid-Unicaja

Pantallazos del golpe que recibió Nedovic en la mano./
Pantallazos del golpe que recibió Nedovic en la mano.

La derrota del conjunto malagueño en Copa volvió a estar marcada por los errores arbitrales: Campazzo le hizo sangre a Nedovic en la falta no señalada

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

No hay Copa del Rey que no tenga su habitual dosis de polémica arbitral. Forma parte del juego, ya que los árbitros se equivocan como lo hacen los jugadores. Esta vez volvió a ser el Real Madrid el beneficiado, en dos jugadas al final del partido con el marcador en un puño que fueron muy protestadas por el Unicaja.

Existe malestar en el equipo malagueño, aunque el Unicaja empezó a perder el partido mucho antes de la polémica arbitral. Lo decía ayer claramente el capitán del Unicaja, Carlos Suárez, que recalcó que los errores arbitrales no fueron determinantes en la derrota del Unicaja. El cuadro malagueño no supo rematar el partido cuando lo tenía de cara y el Madrid lo aprovechó, Pero los errores arbitrales están ahí.

Dos faltas del Real Madrid no señaladas y muy polémicas en el último medio minuto de partido son las que generan la controversia y son motivo de debate entre los aficionados malagueños que están en Las Palmas y en las redes sociales. La más flagrante se produce a falta de 7 segundos y con 87-84 en el marcador a favor del Real Madrid. Nedovic, que ayer no tuvo el día, asumió la jugada y encaró el aro rival. Un manotazo de Campazzo le hizo perder el balón. El jugador del Unicaja terminó en el suelo pero los árbitros no pitaron nada. El serbio se quería comer a Martín Bertran, experimentado colegiado de la Liga Endesa. En la jugada repetida es difícil ver el contacto con claridad, pero la trayectoria del balón sí parece indicar que el base del Madrid golpea la mano de Nedovic. Pero es que el jugador del Unicaja no tardó en enseñarle la mano al árbitro, enrojecida por el golpe y con algo de sangre. El golpe parece claro e incluso en el vídeo del partido se ve a Plaza decirle al árbitro que hasta él había oído el impacto en la mano del jugador. Algo que también dijo Carlos Suárez.

El error sangrante fue además agravado por otra jugada polémica en el aro del Unicaja. Otra falta no señalada, esta vez al gigante Tavares, a falta de 25 segundos y con el Unicaja perdiendo dos abajo. El pívot del Madrid, que había sido una pesadilla para el cuadro malagueño, empuja claramente a Suárez en el rebote y le permite a su compañero Rudy atrapar un balón de oro. Otro error de bulto que los colegiados no señalaron en directo.

Pantallazos del golpe que recibió Nedovic en la mano.
Pantallazos del golpe que recibió Nedovic en la mano.

Se da la circunstancia que el Real Madrid-Unicaja de ayer tuvo cierta similitud en este sentido con el primer partido de Copa de la pasada edición ante el Andorra. El equipo en teoría inferior había puesto contra las cuerdas al Madrid (entonces Shermadini hizo un partido espectacular), pero el famoso campo atrás no señalado de Llull le dio alas al cuadro madrileño. Aquella Copa se quedó como la de esa jugada y el cántico de 'era campo atrás, era campo atrás' también se escuchó ayer en el Gran Canaria Arena.

Desde luego las dos faltas no señaladas se lo pusieron al Unicaja un poco más difícil, aunque fue el conjunto de Plaza el que no pudo controlar un partido que tenía en su mano.

El error, en el último minuto de partido:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos