ESCASO NIVEL

MARTÍN URBANO

Según cabía esperar, el Estrella Roja volvió a decepcionar como suele ocurrir en muchos de los partidos que juega lejos de Belgrado. Como el Unicaja se mostró muy discontinuo y carente de equilibrio en su juego de ataque, el resultado fue una victoria importante pero un espectáculo pobre, carente de emoción y muy lejos de lo que cabe esperar de esta Euroliga de lujo. A destacar que la afición malagueña sigue acudiendo en un número importante a apoyar a su equipo.

Los errores continuos del ataque serbio en los comienzos del partido de ayer permitieron las primeras ventajas al Unicaja, que apoyado en el acierto exterior de Salin adquirió la tranquilidad necesaria para encarar el encuentro de la mejro manera. Aunque Shermadini disfrutaba de una situación propicia para sacar partido del uno contra uno, el juego del Unicaja era un monólogo del perímetro. Pasados unos minutos, el cuadro malagueño amplió su ventaja gracias a varios contragolpes muy rápidos. En el arranque del segundo cuarto, la presencia de Nedovic era la gran atracción, con pases, tiros y arrancadas vertiginosas que hacían las delicias de los espectadores y contribuían a incrementar la ventaja local. Tanto desahogo en el marcador llevó a la defensa malagueña a cierto acomodo, que permitió al cuadro serbio anotar mucho más en el segundo que en el primer cuarto.

Aunque se llegó al descanso con el partido muy favorable al Unicaja, al equipo malagueño, como siempre, le costó entrar en materia tras la pausa y el Estrella Roja tomó el mando en el juego, aunque no en el marcador. Plaza intentó reconducir la situación dando entrada otra vez a Nedovic, porque el ataque malagueño no funcionaba y el cuadro serbio cada vez se acercaba más. Afortunadamente, la aparición del escolta serbio del Unicaja evitó sobresaltos, y las protestas a los árbitros despertaron también a los espectadores.

El Unicaja entró en el último cuarto con 13 puntos de ventaja y todo resuelto. Al menos durante algunos minutos pudimos disfrutar de un poco de juego interior con Augustine.

Fotos

Vídeos