El Eurobasket del Unicaja

Cuatro jugadores del conjunto malagueño compiten desde hoy con sus selecciones en el mejor torneo del baloncesto continental

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Desde hoy, las miradas de todo el baloncesto europeo estarán pendientes de lo que ocurra en Helsinki (Finlandia), Tel Aviv (Israel), Cluj (Rumanía) y Estambul (Turquía), las cuatro sedes que albergarán la primera fase del Eurobasket. Un torneo que, pese a las ausencias, reúne a estrellas mundiales repartidas en 24 selecciones, entre las que España vuelve a ser favorita a las medallas.

Aunque el Unicaja no aporta ningún jugador al combinado español –Alberto Díaz no pasó la primera criba, Dani Díez no acudió a la concentración por lesión y Carlos Suárez ya considera que la selección es agua pasada–, sí tiene a cuatro internacionales con sus países a los que los aficionados malagueños querrán seguir de cerca. Adam Waczynski (Polonia), Giorgi Shermadini (Georgia), Dragan Milosavljevic (Serbia) y Sasu Salin (Finlandia) son los jugadores del equipo malagueño en el Eurobasket. Además, se da la circunstancia de que tres de los cuatro son fichajes de este verano, por lo que el interés por ver cómo juegan este Eurobasket es mayor.

Adam Waczynski, Polonia. El capitán de su selección y un hombre clave

El alero vivirá esta temporada su segundo año con el Unicaja después del Eurobasket. En el torneo europeo, Waczynski es el capitán de su selección, uno de los más experimentados y un jugador clave para el seleccionador Mike Taylor. Junto al nuevo jugador del Tenerife, Mateusz Ponitka, es la referencia en el perímetro de Polonia, un equipo con lagunas en su juego interior, con las ausencias de Gortat y Lampe (por dentro su gran hombre es Karnowski, que sustituirá a Shermadini en el Andorra). Los triples de Waczynski y lo que pueda aportar en el rebote serán vitales para Polonia, selección que está en el grupo A con rivales tan complicados como Francia, Grecia y Eslovenia. Ha ido de menos a más en la pretemporada y ha terminado promediando 8,3 puntos y 3 rebotes en 19 minutos de juego. Su mejor partido fue ante Alemania, con 18 puntos y 7 rebotes.

Sasu Salin, Finlandia. El francotirador de una selección muy ofensiva

En el mismo grupo de Polonia, la Finlandia de Salin puede ser una da las gratas sorpresas de la primera fase. El nuevo escolta del Unicaja asume el reto de ser el francotirador de su selección, en la que suele ser el escolta titular. Finlandia, que vuelve a un Eurobasket 16 años después, es un equipo con un juego alegre y ofensivo, con mucho peso de los tiradores, pese a que el jugador que puede marcar diferencias es el joven Lauri Markkanen, un 2,13 de 20 años seleccionado este verano por los Bulls. Salin ha jugado 25 minutos por partido en los amistosos anotando una media de 11 puntos, casi todos desde el triple. Finlandia es además anfitriona de la primera fase y contará con el apoyo de su público.

Giorgi Shermadini, Georgia. Puntos y rebotes garantizados para Georgia

El hombre más en forma de los cuatro que representarán al Unicaja en el Eurobasket. El rendimiento de Shermadini en los amistosos previos al torneo ha sido realmente bueno, aunque también es cierto que es un jugador que recibe muchos balones en su selección. A golpe de dobles figuras, el georgiano ha promediado más de 15 puntos y 9 rebotes por partido, en algunos casos ante selecciones de nivel como Grecia o Lituania. Junto a Shengelia y a Pachulia, Georgia tiene un juego interior muy potente, aunque por fuera tiene menos opciones. Encuadrado en el grupo B, el objetivo del nuevo pívot del Unicaja tiene ser superar al menos la primera fase.

Dragan Milosavljevic, Serbia. Un complemento que tendrá más protagonismo

A Milosavljevic, el seleccionador serbio Sasa Djordjevic le reservaba un papel secundario. Pero las bajas de Nedovic, Teodosic, Simonovic o Kalinic hacen que el nuevo exterior del Unicaja tenga que dar un paso adelante en este Europeo. Milosavljevic ejerce en Serbia de jugador todoterreno, una de las características que impulsó su fichaje por el conjunto malagueño. En los amistosos ha jugado de escolta, de alero e incluso de base en momentos concretos. Discreto en la mayoría de los amistosos (5,8 puntos en 17 minutos de media), en el último se destapó con 17 puntos ante Grecia. De los cuatro representantes del Unicaja, es el que tiene más opciones de ganar una medalla.

Fotos

Vídeos