Los fichajes de un base de garantías y dos pívots, las prioridades del Unicaja

Los fichajes de un base de garantías y dos pívots, las prioridades del Unicaja

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Lo dijo ayer Luis Casimiro y en esta dirección están centradas las gestiones del Unicaja en lo concerniente a la planificación. El pobre rendimiento que ha dado esta campaña McCallum, al igual que sucedió en la anterior con Lafayette, obliga a la dirección deportiva que comanda Carlos Jiménez a no errar el tiro.

Es el puesto que más quebraderos de cabeza ha dado al Unicaja en las últimas temporadas. Sólo Granger y Markovic formaron una pareja solvente en la etapa reciente. Los equipos de Casimiro se caracterizan por un baloncesto elaborado y organizado, por lo que es preciso hacerse con un base de primer nivel que además sea capaz de surtir de balones a Shermadini, Suárez y los hombres altos que deben llegar.

El club, además, se volcará en la contratación de un cinco, quizás dos, y un ala-pívot por las salidas de Brooks y Augustine, los titulares en estos puestos para Joan Plaza. Ya se hizo un primer movimiento por Mike Tobey, del Tenerife, aunque es una opción compleja. Ayer se informó de que se había contactado con Fran Vázquez, que además es cupo, lo que tendría lógica si se quiere ceder a Okouo, pues haría falta un cupo y hay pocos de nivel si se quiere una plantilla corta. El gallego, que ha acabado contrato en el Tenerife y aceptaría un rol menos protagonista, está en Málaga desde hace unos días y espera una llamada del Unicaja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos