EL FINAL TEMIDO

EL FINAL TEMIDO

MARTÍN URBANO

El decepcionante Unicaja de las últimas semanas tardó muchos minutos en aparecer ayer en Vitoria, y esa es la noticia positiva del partido, pero al final acabo apareciendo en el momento decisivo y el equipo malagueño no tuvo ninguna opción de victoria. Nos dio la impresión de que los jugadores del Unicaja, cuestionados por el escaso rendimiento de las últimas jornadas, quisieron demostrar que no era una cuestión de mala voluntad, pero al final el equipo está como está: tiró con el 41% de acierto, por un 54% del rival y además, cogió 10 rebotes menos, y esa es la realidad.

Nada más empezar el partido, el equipo sufría con la acumulación de errores de Nedovic, que en defensa perdía con facilidad a Janning y en ataque arriesgaba demasiado sin éxito. Afortunadamente, pronto entendió que la gran atención que le prestaba la defensa local le permitía más el pase que el tiro y su equipo mandó muchos minutos en el marcador. En el segundo cuarto, el escolta serbio se quedó en el banquillo y el ataque malagueño echaba de menos los espacios libres que concedía la preocupación de la defensa local por él. Jugando de otra manera y con McCallum de protagonista, el Unicaja se mantenía en el partido, gracias también a una fase de fortaleza en el rebote defensivo. Ni uno ni otro equipo hicieron una primera mitad brillante, pero antes del descanso la defensa malagueña perdió fuerza en el perímetro y los locales cogieron ocho puntos de ventaja.

Tras la pausa el juego volvió a equilibrarse, pero el Unicaja requería algo más para anular la ventaja local de la primera parte. Por eso, Plaza necesitaba encontrar hombres que aportaran más atrás sin perder calidad en ataque. Tan deseado equilibrio apareció con Salin y Milosavljevic en el perímetro y el marcador se igualó, pero la esperanza de victoria no llegó a consolidarse porque la defensa del Unicaja, pobre en el perímetro y corta en el rebote, permitió 28 puntos a su rival en el último cuarto, mientras su ataque se quedó en la mitad. Una repetición perfecta de los últimos naufragios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos