MENOS FÍSICO

MARTÍN URBANO

El Unicaja dominó ayer, incluso con claridad, durante casi todo el partido haciendo valer su mayor acierto en los triples. En cuanto esto desapareció, la enorme diferencia física entre uno y otro equipo se hizo notar demasiado y el Panathinaikos, me pareció el equipo que más contraataques finalizó aquí desde hace mucho tiempo, acabó por llevarse una victoria con dominio también de su defensa.

El Panathinaikos empezó ayer el partido con dos bases y el Unicaja, algo muy parecido, con McCallum y Nedovic como pareja de atrás. La defensa visitante estaba estructurada en base a continuos cambios de hombre, por eso el equipo malagueño resolvió sus primeros ataques encontrando a Augustine en ventaja cerca de la canasta. Los locales ponían en práctica un sistema defensivo más conservador, con bastante flotación, lo que concedía facilidades a los tiradores del conjunto griego. El Unicaja mandó en el primer cuarto, pero la diferencia en el marcador no fue a más porque no pudo frenar el contragolpe griego. Con el paso de los minutos volvimos a ver a un Unicaja sin pívots. En el arranque del segundo cuarto, el juego se cargó de brusquedad y Okouo fue el gran protagonista local. La defensa malagueña se mantuvo muy cerrada en su zona, y como los tiradores visitantes no acertaban, su ventaja aumentó hasta los doce puntos cuando se llegó al descanso.

Tras la pausa, el cuadro griego seguía sin anotar desde fuera, pero los errores del cuadro malagueño le permitieron acercarse. Con el paso de los minutos, el físico del equipo griego parecía superior, por eso Plaza tuvo que mover muy pronto su banquillo. Los contraataques visitantes eran continuos y cuando se llegó al final del tercer cuarto, la ventaja malagueña se había quedado en sólo dos puntos. El ataque del Unicaja, sin pívots, era una ruina, y en un abrir y cerrar de ojos, el Panathinaikos ganaba por ocho, porque llegaban solos hasta debajo del aro. Plaza ordenó la entrada de sus mejores hombres y la reacción fue inmediata, pero los visitantes encontraron, por fin, el acierto exterior y con más variedad de recursos se llevaron la victoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos