Futboleros; no, gracias

JUAN CALDERÓN

La siguiente reflexión será difícil de entender para los que no conozcan la condición del baloncesto como un deporte integrador y abierto, así que los que sean cerrados de mollera pueden dejar de leer ahora mismo y así se evitan el disgusto.

La Liga ACB admitió el pasado sábado la inscripción del Betis Energía Plus en la competición la próxima temporada cumpliendo así la resolución del Juzgado de Primera Instancia nº23 de Barcelona. Lo hizo de forma cautelar y provisional, según explicó en un comunicado. Acto seguido, se generó una corriente de opinión desde Sevilla en contra del Unicaja acusando al club malagueño de haber votado en contra de la inscripción del Betis. Lo llamativo del asunto es que algunos de los que realizaron estas afirmaciones trabajan en medios de comunicación muy importantes en la comunidad, y lo preocupante es que se pronunciaron con una gran falta de rigor y desconocimiento del tema. La propia ACB tuvo que salir al paso del asunto y aclarar que en la Asamblea del viernes no hubo votación alguna y que la inscripción cautelar del club sevillano fue aceptada por unanimidad.

Sin embargo, nadie rectificó. El daño ya estaba hecho, se ha sembrado la semilla del rencor entre las aficiones y de paso se han sacado a relucir todos los trapos sucios que estaban a mano para resaltar la enemistad entre Málaga y Sevilla, y todas esas 'chalauras' más propias del fútbol y que nunca han tenido cabida en el baloncesto. El Unicaja siempre ha defendido la reducción de equipos en la Liga ACB, pero no esta temporada en la que por desgracia bajó el Betis, sino desde mucho antes. Este año, además, con un calendario terrorífico en la Euroliga, estaba más justificado todavía. Es una cuestión de lógica. Esto es difícil de asumir por los futboleros advenedizos, que han aprovechado la coyuntura. Yo, sin embargo, me alegro del regreso del Betis a la Liga ACB, aunque haya sido en los despachos, porque una vez al año me gusta coger el coche para acercarme a San Pablo acompañado de José María Martín Urbano, que siempre tiene buena conversación e historias que contar, saludar a los amigos que tengo en el club, disfrutar del derbi y, a la vuelta, si da tiempo, parar en una venta para comerme un bocadillo de jamón. ¡Bienvenido a la ACB, Betis!

Fotos

Vídeos