Histórica anotación de Nedovic

Histórica anotación de Nedovic
Álvaro Cabrera

El Unicaja, incapaz de romper el maleficio, sigue sin ganar seis partidos seguidos como local en Europa diez años después

José Miguel Aguilar
JOSÉ MIGUEL AGUILAR

Una noche para recordar, una derrota para olvidar. Una actuación descollante de Nedovic no bastó para que el Unicaja sumara su segunda victoria en esta apasionante Euroliga y el Brose Basket endosó al cuadro malagueño su primera derrota en casa esta temporada en Europa. El equipo alemán mantuvo el maleficio que pesa sobre el Palacio de los Deportes Martín Carpena, que desde hace 10 años no ve seis triunfos seguidos en Europa. Llevaba cinco, como en otras dos ocasiones, y esta vez tampoco pudo ser. En 88 partidos ha sido incapaz de encadenar una serie exitosa, y se tiene que refugiar en la historia para paladear algo así, ya que desde el 15 de marzo de 2007 no suma seis victorias.

Fue un partido en el que Nedovic se apoderó de la cancha para establecer su tope europeo personal vestido de verde. Hace dos años y medio estableció su marca, 22 puntos, también en casa, que hizo añicos frente al Bamberg al conseguir 26 puntos, cuatro triples incluidos. Por momentos, pareció imparable, ya que se mostraba como un anotador compulsivo, pero terminó sin saber cerrar el choque.

Las últimas jugadas no las materializó cuando el Unicaja intentaba remontar un parcial de 0-8 en el último cuarto que a la postre resultó decisivo. Fue un encuentro de Nedovic contra el mundo que perdió el cuadro local y supo ganar un Brose que de esta forma se estrena en la Euroliga. No obstante, pasará a la historia como la decimoctava máxima anotación en un partido europeo del Unicaja (Kelati mantiene el récord en la trayectoria continental del cuadro malagueño con 33 puntos, que data de marzo de 2009).

Además de Nedovic, Shermadini y Salin también establecieron sus propias marcas europeas vestidos de verde. El georgiano se fue hasta los 10 puntos y el finlandés consiguió 7 puntos.

Fotos

Vídeos