La hora de la verdad para el Unicaja

La plantilla del Unicaja se concentra antes de un partido de la Liga Endesa. /AGENCIA LOF
La plantilla del Unicaja se concentra antes de un partido de la Liga Endesa. / AGENCIA LOF

El cuadro malagueño, sumido en una profunda crisis, busca dar la sorpresa hoy ante el Baskonia

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Las notas de la temporada hay que ponerlas una vez terminada la competición, pero al Unicaja les han llegado los exámenes finales sin estudiar en las últimas semanas y además faltos de sueño. El alumno aventajado que se vio durante parte del año se ha transformado en un repetidor del que no se espera mucho. Se suspendió en la Copa del Rey, la Euroliga fue notable, pero serán los 'play-off' de la Liga Endesa los que otorguen la calificación final. De esa nota dependen muchas cosas –la plaza de la Euroliga, la renovación del entrenador, la planificación de la próxima temporada–, por lo tanto todo lo que pase a partir de este domingo tiene una importancia capital para el club de Los Guindos.

Llega la hora de la verdad y el Unicaja visita hoy la pista del Kirolbet Baskonia (18.30 horas, dial 55 de Movistar+) sumido en una profunda crisis de juego, pero con la intención de dar la sorpresa y lograr una victoria que le ayude a cambiar el panorama. Sólo le queda al equipo malagueño hacer borrón y cuenta nueva, tirar de orgullo y apelar a la mejor versión del equipo si quiere doblegar a un rival al que no ha logrado ganarle esta temporada en los cuatro partidos en los que se ha enfrentado. Ambos equipos llegan con sus plantillas al completo –aunque no al cien por cien, como en el caso de Granger– y se espera una serie al mejor de tres partidos muy dura en el aspecto físico, pero en la que la clave será la mentalidad y la capacidad de concentración de los jugadores, algo en lo que el cuadro malagueño ha flaqueado en la recta final de la Liga regular. Está claro que el favorito en este cruce de cuartos de final es el Baskonia de Pedro Martínez, segundo clasificado de la ACB y un equipo que ha logrado hacer un gran baloncesto esta temporada y que llegó hasta los cuartos de final de la Euroliga (cayó 3-1 ante el Fenerbahçe).

Pero el equipo de Plaza se tiene que aferrar a su mejor versión y no a lo mostrado en este pasaje del terror que ha sido el mes de mayo. «Nada es imposible y somos capaces de competir contra cualquier equipo de España y de Europa cuando estamos al cien por cien», decía ayer el entrenador del cuadro local. Para eso necesitará hoy el cuadro malagueño al mejor Nedovic, desaparecido en los últimos partidos, al Shermadini más efectivo, a la amenaza exterior de Salin o Waczynski, a la energía de Suárez y Díaz... También se antoja clave recuperar la defensa que define a los equipos de Plaza, ante un Baskonia que tiene el tercer mejor ataque de la Liga Endesa, con 86 puntos por partido. Todo en un Buesa Arena que estará repleto con más de 11.000 espectadores.

Plaza espera un tercer choque

El entrenador del Unicaja cree que en las eliminatorias por el título se parte de cero y confía en que sus jugadores recuperen las mejores sensaciones. Plaza considera que sería «justo» que la eliminatoria se fuera a un tercer partido. «Creo honestamente y con humildad que sería justo que lográsemos ganar uno de estos dos primeros partidos, ojalá fueran los dos. Llevar esta eliminatoria a un tercer partido sería más que justo, dados los méritos de unos y otros», declaró ayer desde Vitoria. Tampoco considera Plaza que ganar el primer partido de la serie sea tan determinante, pero sí terminar con buenas sensaciones: «A todos nos gusta golpear en el primer partido, todos lo idealizamos, pero también nuestra experiencia del año pasado nos muestra que lo que has de hacer es llegar seguro, fuerte en la medida que puedas, y si pierdes el primer partido que sea con buenas sensaciones. Sabemos de la importancia que tiene para nosotros el Carpena, si este domingo ganamos sería muy bonito, pero irnos de aquí con la sensación de que somos capaces de competir cara a cara también nos ayudaría cara a ganar el segundo partido».

La eliminatoria, al detalle

Tres debutantes en el equipo malagueño

Tres jugadores del Unicaja debutarán hoy en unas eliminatorias por el título de la Liga Endesa: Ray McCallum, Dragan Milosavljevic y Adam Waczynski. Los dos primeros están en su primera temporada en España, pero el caso del polaco es más curioso. No se clasificó para los 'play-off' en sus dos primeros años en la ACB, con el Obradoiro, y el año pasado, ya en el Unicaja, se lesionó antes de los cuartos de final y en su lugar se fichó a Eyenga para la recta final del curso. En el Baskonia también hay varios jugadores que pueden disputar esta tarde su primer choque de 'play-off' en España: Vildoza, Timma, Janning, Poirier, Iván Martínez y Garino.

Sólo una vez el séptimo eliminó al segundo

En la historia de la Liga Endesa, desde que la competición se disputa con este formato, los duelos entre segundo y séptimo son muy contundentes a favor del segundo clasificado, ya que solo en una ocasión se ha impuesto el séptimo. Con estos precedentes, el Unicaja está abocado a una heroicidad para pasar a semifinales. El dato positivo es que el único séptimo clasificado que cayó fue el propio Baskonia, eliminado por el Gran Canaria (séptimo) en 2013.

86 puntos

por partido anota el Baskonia en la competición española. Se trata deltercer mejor equipo en ataque de la competición, sólo por detrás del Real Madrid y el Barcelona. Además, el conjunto de Pedro Martínez es el quinto mejor en defensa y ese equilibrio explica en gran parte porqué el cuadro vitoriano ha quedado segundo en la liga regular. El Unicaja es noveno en ataque (81,7 puntos por encuentro anotados) y el cuarto mejor en defensa.

Granger, el único que ha vestido las dos camisetas

Jayson Granger es el único jugador de esta eliminatoria que sabe lo que es jugar para los dos equipos. El uruguayo creció como jugador a las órdenes de Plaza en el Unicaja durante dos temporadas para después dar el salto al Efes. Ha sido una de las grandes apuestas del Baskonia para la presente temporada con un contrato millonario por tres temporadas, pero el base no ha jugado a su mejor nivel y llega a cuartos con molestias en un tobillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos