Huertas es el elegido por el Unicaja

Huertas lanza a canasta en un partido con Brasil.
Huertas lanza a canasta en un partido con Brasil. / EFE

El club ultima la contratación del base brasileño para las dos próximas temporadas

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Giro de 180 grados en el plan inicial. El Unicaja está cerca de cerrar la incorporacion del base brasileño Marcelinho Huertas (1,91 metros y 34 años) para las próximas dos temporadas. Después de buscar sin éxito un base en el mercado estadounidense, el club malagueño ha preferido apostar por un jugador con experiencia en Europa para que haga pareja con Alberto Díaz.

Plaza apuesta por la veteranía (34 años) de un jugador que ha militado las dos últimas campañas en la NBA tras dejar el Barcelona

Hace un mes, el Unicaja recibió el ofrecimiento de Huertas, que había sido cortado por los Houston Rockets de la NBA, después de haber jugado dos temporadas en Los Ángeles Lakers, club en el que recaló después de haber dejado el Barcelona en 2015. Entonces, su nombre no cuadraba a los dirigentes cajistas, tampoco a Joan Plaza, que prefería a un jugador con más energía y gran capacidad anotadora. El club realizó una propuesta a Bryce Cotton, que sorprendentemente aceptó una oferta más baja de su anterior club, el Perth Wildcats de la liga australiana. Cotton daba el perfil, pues además de talentoso también contaba con experiencia en Europa después de un breve paso por el Efes. Tras esta negativa, el club tanteó otras opciones, todas sin experiencia en el baloncesto continental; es decir, bajó en su lista de preferencias. Como ninguna convencía a Joan Plaza, el técnico optó por recuperar el nombre de Marcelinho Huertas, cuyo fichaje podría formalizarse en los próximos días.

Según se apuntó a SUR, el Unicaja barajó hasta última hora la posibilidad de contar con el exbarcelonista Alex Renfroe, aunque se ha optado por Huertas, un jugador al que Joan Plaza conoce, pues coincidieron en el Joventut cuando el técnico era asistente de Aíto García Reneses en el banquillo catalán. Algunos medios apuntaban ayer incluso la posibilidad de que Joan Plaza ya se haya entrevistado con el base brasileño en Barcelona.

Pensando en los pívots

El fichaje de Huertas tiene más explicación si se enfoca desde el punto de pista de su estilo de juego. Se trata de un jugador que puede dar un buen nivel defensivo y que juega muy bien las acciones de bloque y continuación, algo esencial si se tiene en cuenta que el Unicaja tiene en sus filas a dos pívots como Musli y, especialmente, Shermadini, que se beneficiarán mucho de sus asistencias.

El base fue cortado por los Rockets en el mes de febrero y desde entonces no ha jugado

La gran duda sobre Huertas es su edad. A sus 34 años, el base regresa a Europa para disputar una temporada muy exigente y con un calendario frenético entre la Liga ACB y la Euroliga. Desde el Unicaja siempre se insistió en que para el puesto de base se buscaba conseguir «una marcha más» después de la experiencia vivida con Lafayette (33 años), por lo que sorprende que se apueste por un jugador ya más veterano. Lo cierto es que Huertas no ha sufrido lesiones importantes en su carrera y en su última temporada en el Barcelona promedió 8 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias y 2 robos.

Tras descartar a jugadores sin experiencia en Europa, el club también sopesó la opción de Renfroe

Su paso por la NBA ha sido muy discreto. Jugó 65 partidos en dos temporadas en los Lakers en los que promedió 4 puntos y 3 asistencias. Es decir, ha jugado poco y lleva algunos meses parado, pues fue cortado en febrero por los Rockets un tiempo que ha pasado en Brasil entrenándose. Conviene aclarar que tiene pasaporte italiano, pero que no es cupo de formación.

Fotos

Vídeos