Huertas planta al Unicaja y jugará en el Baskonia

Huertas, en un partido con Brasil ante España en los Juegos de Río 2016. / AFP

El brasileño era el elegido por la entidad de Los Guindos, que tendrá que buscar ahora otras opciones

ENRIQUE MIRANDAMálaga

Marcelinho Huertas no jugará en el Unicaja la próxima temporada. En unas últimas horas vertiginosas, el exjugador de la NBA ha cambiado el rumbo de las negociaciones y ha dejado plantado al equipo malagueño, que tenía muy avanzadas las negociaciones por él. El pasado sábado este periódico publicó que el Baskonia se interponía en el fichaje del base. El conjunto vitoriano se había interesado en el jugador, tenía el visto bueno de Prigioni, su nuevo entrenador y estaba dispuesto a negociar con el brasileño.

Desde entonces a ahora, el Baskonia ha adelantado por la izquierda al conjunto malagueño y ha conseguido convencer a Huertas, que regresará a la ACB pero no lo hará con el Unicaja, sino con el equipo vasco, en el que jugó ya dos temporadas entre 2009 y 2011. Si el Unicaja estaba negociando un contrato de un año con opción a un segundo, el Baskonia le ha puesto sobre la mesa a Huertas un contrato de dos años por unas cantidades superiores a las del equipo malagueño. Según apuntaba ayer por la noche el portal Eurohoops, el acuerdo sería por 1,4 millones por estas dos temporadas.

El Baskonia ha hecho este martes oficial el fichaje. Al Unicaja le ha pillado un poco de sorpresa y, aunque fue el primero en interesarse por el jugador, las conversaciones no llegaron a fructificar. Este periódico recibió ayer informaciones contradictorias de ambas partes de la negociación, pero finalmente todo apunta a que el Unicaja da por perdido al jugador.

Las conversaciones con el jugador estaban muy avanzadas, pero en las últimas horas ha aceptado una oferta del conjunto de Vitoria por dos temporadas

La pérdida de Huertas supone un serio revés para el Unicaja, que ya tenía prácticamente cerrado el fichaje del jugador que iba a acompañar en la dirección a Alberto Díaz. El club de Los Guindos tendrá que activar ahora otras opciones, teniendo en cuenta que los primeros nombres que barajó el club ya han llegado a acuerdos con otros equipos. Ayer por ejemplo, el exjugador del Barcelona Renfroe, una de las opciones que gustaba en el Unicaja, se comprometía con el Galatasaray turco.

Con la marcha de Fogg a la Liga china y la no renovación de Lafayette por bajo rendimiento, el fichaje del base es clave para el conjunto malagueño cara a la próxima temporada. Tanto Plaza como el club han querido afinar bien en la contratación del ‘1’ titular y el nombre de Marcelinho Huertas había logrado el consenso de todas las partes. Pese a sus 34 años, se consideraba que podía ser un jugador importante en Málaga tras dos temporadas sin apenas tener protagonismo ni minutos de juego en la NBA. El mercado de bases está muy limitado y hay varios clubes europeos de primer nivel que aún están buscando directores de juego, algo que juega en contra del Unicaja.

El Unicaja y el Baskonia llevan todo el verano jugando una partida de póker con la posición de base como protagonista. El conjunto de Vitoria tiene en su punto de mira a Granger, jugador del que el Unicaja tiene los derechos en la ACB. El Baskonia habría llegado a un acuerdo por el uruguayo por tres temporadas y más de un millón de euros al año, una cifra inalcanzable por el Unicaja. Pero el club que dirige Josean Querejeta aún no ha hecho oficial ante la ACB esta oferta, para evitar que el Unicaja tenga margen de igualarla y forzar una negociación. Pese a que el propio presidente del Unicaja Eduardo García habló públicamente del interés por traer de vuelta a Granger, el fichaje del uruguayo es muy complicado ya que su caché está muy por encima de lo que el Unicaja le puede pagar. No ha habido contacto directo con el jugador, que tiene un preacuerdo con el Baskonia mientras apura sus opciones de ir a la NBA.

Fotos

Vídeos