Nada es imposible en Moscú

Sergio Rodríguez, del CSKA, trata de impedir el pase de Alberto Díaz./
Sergio Rodríguez, del CSKA, trata de impedir el pase de Alberto Díaz.

El Unicaja ha logrado sonados triunfos en la pista del CSKA, que lidera la Euroliga con autoridad

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Parece imposible y si se miran las plantillas y la clasificación puede que hasta lo sea. Sin embargo, la historia reciente hace un guiño al Unicaja, que hoy se juega ante el CSKA (18.00 horas) la última bala para seguir peleando por la clasificación para el 'play-off' de la Euroliga.

El mejor equipo de Europa examinará a un Unicaja mermado, más pendiente de la enfermería y de la propia Liga ACB que de la Euroliga, porque esa es la realidad. Las victorias ayer del Maccabi y el Baskonia dejan sin margen de fallo al cuadro cajista. Eso sí, las circunstancias del choque de hoy se asemejan mucho a las de los dos unidos triunfos que el conjunto cajista ha logrado en la pista del CSKA.

CSKA-UNICAJA

Cancha
Megasport Arena
Hora
18.00 horas. Movistar, dial 55.
Árbitros
Radovic (Croacia), Latisevs (Letonia) y Bissang (Francia).

El precedente más cercano fue en 2015, en la última participación del Unicaja en la Euroliga. Días antes del choque en Moscú, el club malagueño recibió la noticia de que había quedado excluido del nuevo formato que ahora se juega. El orgullo permitió un triunfo colosal con Edwin Jackson (24 puntos) desatado y un Kuzminkas perfecto (22 puntos y 4 rebotes). El Unicaja ganó 78-86 y Plaza se desahogó después del partido delante de las cámaras. «Somos un equipo de Euroliga y lo hemos demostrado», dijo.

Aquella gesta en la cancha del equipo más potente recordó a la que en 2013 firmó el conjunto entonces dirigido por Jasmin Repesa. Llegaba el técnico al choque con el agua al cuello. Si perdía, posiblemente sería cesado y, para colmo, tenía bajas importantes. Emergió entonces la figura del mejor Marcus Williams posible. El base estadounidense completó un partido soberbio con 28 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias y 6/12 en triples. El Unicaja logró aquel día un impresionante 16/32 en triples y ganó 81-94.

Hoy, sin Shermadini y con Augustine tocado, el Unicaja precisa de una gesta similar. El equipo malagueño se enfrenta a un rival que sólo ha perdido un partido en su pista, ante el Fenerbahçe, el vigente campeón. El gran problema para el Unicaja estará en el juego interior. Se da la circunstancia de que el CSKA no es un equipo que destaque por sus pívots, así que Plaza podrá poner en práctica su habitual juego con pequeños. Augustine jugará unos minutos, tal y como confirmó Plaza ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos