La incertidumbre de los 200 aficionados del Unicaja

La incertidumbre de los 200 aficionados del Unicaja

El contingente de hinchas del equipo malagueño viajará a Las Palmas sin saber si se disputará la Copa del Rey

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Son los grandes perjudicados por la huelga declarada por la Asociación de Baloncestistas Profesionales, ABP. Un total de 200 aficionados del Unicaja viajarán a Las Palmas a partir de este miércoles con el deseo de arropar a su equipo en el duelo de cuartos de final contra el Real Madrid (jueves, 21.30), según confirmó el club malagueño. Lo harán con la incertidumbre por el paro de los jugadores, después de que la negociación para la firma de un nuevo convenio colectivo con la ACB se rompiese el pasado miércoles.

Más...

Incluyendo a la afición del Unicaja, se calcula que unos 4.000 seguidores de los siete equipos de fuera de la isla se desplazarán hasta Las Palmas para presenciar el torneo. Todas estas personas han contratado y pagado tanto vuelos como habitaciones de hotel o apartamentos, por lo que el perjuicio económico para ellos puede ser muy grande. Se calcula que el gasto medio por aficionado será de unos 1.000 euros.

El Unicaja ha fletado un vuelo chárter para la plantilla, directiva, aficionados y prensa. Este vuelo privado se mantiene, pues el club ha anunciado que estará en la Copa. Otra cosa es lo que decidan los jugadores, pues la huelga comienza el miércoles por la noche, y el avión sale a las 17.00 horas.

Desde el Cabildo de Gran Canaria, que en su día abonó un millón de euros por acoger la Copa del Rey, se tiene tranquilidad sobre la celebración del torneo, porque la Liga le ha garantizado que la competición se disputará. Casi todos los jugadores de los ocho equipos que disputarán la Copa han mostrado su respaldo a la huelga (los del Unicaja dejarían de cobrar un mínimo de 80.000 euros si van a la huelga), no así los Fuenlabrada que parecen partidarios de jugarla y que se enfrentarán al conjunto anfitrión, el Gran Canaria. “Ni mis compañeros, ni el cuerpo técnico ni yo somos turistas. Hemos merecido ir a la Copa del Rey y no vamos de turistas, vamos a Gran Canaria a ganar el partido”, dijo el croata Marko Popovic. Precisamente los jugadores de este último equipo también mostraron cierto apoyo a la huelga, pero no abiertamente, pues el club pertenece al Cabildo de Gran Canaria y es el que les paga. Sería llamativo que no jugasen un torneo que organiza el organismo que les paga. Muestra de esto es que ayer, Pablo Aguilar, publicó un mensaje en Twitter dando respaldo al paro y minutos después lo borró. El base del Gran Canaria, Albert Oliver, tampoco se posicionó. “Sabemos cómo está la cosa, pero al final somos jugadores y lo que nos gusta es jugar", explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos