Incertidumbre en la plantilla del Unicaja ante los posibles cambios

La tradicional comida de despedida del equipo, en Torremolinos /UNICAJACB
La tradicional comida de despedida del equipo, en Torremolinos / UNICAJACB

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El director deportivo del Unicaja, Carlos Jiménez, se reunió ayer de manera individual con los jugadores del equipo. Se trata de un particular desfile por las oficinas de Los Guindos en el que los jugadores del conjunto malagueño van entrando uno a uno en el despacho de Jiménez para hacer balance de la temporada, en un encuentro en el que suelen tener pistas sobre su futuro.

Los más relajados en este caso son los que tienen contrato garantizado para la próxima temporada, como Alberto Díaz, Suárez, Milosavljevic o Shermadini, que se dejó ver con parte de su familia. Fueron encuentros rápidos, en algunos casos de apenas unos minutos y para la mayoría supone el inicio del verano. Más allá de las negociaciones individuales, la sensación generalizada entre los jugadores tras esas reuniones era de incertidumbre  sobre el gran número de cambios que se esperan en el club malagueño. Este año ya no sólo habrá el habitual baile de jugadores, sino que también el equipo cambiará de entrenador, después de cinco años de estabilidad en este sentido. Muchos de ellos se irán de Málaga en las próximas semanas (los que tienen hijos esperarán al final del curso escolar) sin saber qué compañeros seguirá en la plantilla ni qué técnico tomará las riendas del proyecto cara a la próxima temporada, aunque la mayoría ya suponía que no será Plaza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos