La incógnita de la Euroliga condiciona el proyecto del Unicaja

Nedovic es el jugador mejor pagado del Unicaja. /SUR
Nedovic es el jugador mejor pagado del Unicaja. / SUR

El equipo de Plaza, obligado a planificar sin saber si competirá en la élite europea y si mantendrá un presupuesto similar al actual

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

La Copa del Rey 2018 ya es historia y el Unicaja regresó ayer al trabajo para afrontar la segunda parte de la temporada en la Euroliga y en la Liga Endesa. En la competición europea, el conjunto malagueño apura sus opciones de clasificarse para los ‘play-off’ y está obligado a ganarle el próximo jueves (20.45 horas) al Maccabi en Málaga. Un partidazo contra un clásico del baloncesto europeo que ahora mismo es el octavo clasificado y, por lo tanto, marca la barrera para estar en la siguiente fase.

Más allá de las ocho jornadas de liga regular que quedan, la gran duda que hay en el seno ub de Los Guindos es lo que pasará la próxima temporada. Porque entre la Euroliga y la Eurocup hay un abismo y esa incertidumbre condiciona la planificación para la próxima temporada. No es lo mismo hacer un equipo para la élite europea que para la segunda competición, aunque haya jugadores que sí valgan para ambos niveles. Los propios agentes que el pasado fin de semana estuvieron en la Copa del Rey destacaban esa incógnita a la hora de hacer negocios con la entidad de Los Guindos.

La única vía de clasificación para el cuadro malagueño es ser el mejor de la Liga Endesa por detrás de los equipos con licencia A

El problema es que ese escenario sólo se resolverá tras las eliminatorias por el título de la Liga Endesa, lo que dificulta adelantar las operaciones. El Unicaja sólo mantendrá su plaza en la Euroliga si termina la temporada como el mejor equipo de la competición española por detrás de Real Madrid, Barcelona y Baskonia, los tres que tienen una licencia permanente. Ese es el acuerdo que aceptó la ACBa propuesta de la Euroliga en 2016 – «acceso directo del mejor club clasificado deportivamente en la competición sin licencia A»–, que ya se ha aplicado esta campaña con el Valencia y que también se tendría que aplicar cara a la próxima temporada. Eso sí, también es cierto que la Euroliga busca ampliar la competición, lo que puede suponer un cambio de las reglas.

Posible ampliación

El interés del organismo que dirige Jordi Bertomeu de introducir al menos dos equipos más en la competición no beneficiará al Unicaja, ya que el conjunto malagueño no está bien colocado para obtener uno de esos puestos extra. La Euroliga quiere incluir al Asvel, el club francés que preside Tony Parker, y la otra plaza podría ser para el Bayern o para el finalista de la Eurocup. No es algo definitivo aún, ya que lo tienen que aprobar en los próximos meses los clubes con Licencia A de la Euroliga.

Nedovic, descontento con los árbitros españoles

Nedovic no está contento con el arbitraje que ha recibido en los últimos partidos. En el partido ante el Real Madrid de la Copa del Rey protagonizó sin quererlo una de las jugadas más polémicas, al recibir una posible falta de Campazzo y al jugador serbio se le vio muy enfadado en la pista. Ayer puso un ‘tuit’ en el que se quejaba de la falta de diálogo de algunos árbitros españoles: «Algunos árbitros en España ni siquiera quieren mirarte mientras hablas con ellos de manera educada o cuando quieres hacerles una pregunta», dijo en referencia a una noticia sobre las quejas de los jugadores de la NBA sobre el arbitraje. ‘Nedo’ terminó el partido de Copa muy enfadado con los árbitros. En enero, el escolta también se quejó en Twitter de que le hubieran señalado sólo una falta recibida en 27 minutos ante el Gran Canaria.

Hay otro aspecto a tener en cuenta. Tampoco beneficiaría al Unicaja que el Gran Canaria ganase la Eurocup (es el único conjunto español con vida en la segunda competición europea, se medirá al Lokomotiv en cuartos). Como la Euroliga no quiere que haya otra vez cinco equipos de un mismo país, si el Gran Canaria levanta el título sería el cuarto conjunto español en la Euroliga, por delante del mejor clasificado en la Liga Endesa.

Por tanto, lo único que está en la mano del conjunto malagueño es llegar lo más lejos posible en la Liga Endesa –el Valencia es el principal rival en esta carrera, pero puede haber más– para mantener su actual estatus. Hay que recordar que el Unicaja aumentó esta temporada en unos tres millones su presupuesto para afrontar el regreso a la Euroliga. Un esfuerzo necesario para afrontar múltiples viajes en vuelos chárter y una plantilla con 14 efectivos. En la Eurocup el presupuesto se volvería a reducir, ya que también es una competición que reparte muchos menos ingresos que su hermana mayor (200.000 euros fijos por participar, más 37.000 por cada victoria en fase regular).

Si el asunto económico condiciona a la hora de fichar, el deportivo no se queda atrás. La Euroliga como competición actúa como imán a la hora de convencer a jugadores o entrenadores. Sin ese doble incentivo económico y deportivo, retener a jugadores del nivel de Nedovic o Augustine o fichar a jugadores de un caché similar sería bastante complicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos