Los jugadores del Unicaja, ante el dilema de las ‘ventanas’ FIBA

Los jugadores del Unicaja, ante el dilema de las ‘ventanas’ FIBA

El asunto ha sido tratado en el vestuario e incluso se habló de hacer un comunicado común

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La ‘ventanas’ de la FIBA son el tema de conversación y también de enfrentamiento en el baloncesto Europeo. Para el que haya llegado ahora al asunto, este término hace referencia a los partidos de clasificación para el Mundial de 2019 de las distintas selecciones a mitad de temporada. Como la Federación Internacional de Baloncesto y la Euroliga no han alcanzado un acuerdo para un calendario unificado, los partidos de selecciones coinciden con los de la competición de clubes. Así el Unicaja-CSKA del viernes 24 coincide con el Montenegro-España. Esto sólo afecta a Alberto Díaz, el único nacional de la plantilla cajista convocado por Sergio Scariolo, pero el problema se traslada a otros jugadores como Nedovic, Milosavljevic, Musli, Waczynski y Salin. Este último ha sido requerido por su selección para que se incorpore de forma inmediata a la concentración, vamos, el próximo lunes, es decir tras el partido ante el Andorra.

En el vestuario cajista se ha hablado mucho de este asunto estos días. Los jugadores han barajado la posibilidad de adoptar una postura común, que sería la de renunciar a jugar los dos partidos, y hacerlo público con un comunicado. Sin embargo, cada caso es diferente, mientras España juega el 24 y el 26, lo que no da margen a Alberto Díaz, Serbia se enfrenta el 27 a Georgia en Belgrado. Esto permitiría que los tres jugadores balcánicos del Unicaja fuesen a disputar este partido, si lo estimasen oportuno. Eso sí, tendrían que estar en Málaga el martes a las 10.30 de la mañana, que será cuando el equipo empiece a preparar el partido de la Euroliga ante el Panathinaikos. Tanto Nedovic, como Milosavljevic y Musli podrían llegar a tiempo, pues hay un vuelo directo desde Belgrado a las seis de la mañana, aunque ninguno parece tenerlo claro. Si no llegasen a la hora del entrenamiento, los tres se arriesgan a una sanción por parte del equipo malagueño. Es lo mismo que pasaría en cualquier puesto de trabajo, pues al fin y al cabo, el Unicaja es la empresa que les paga.

Muchos otros jugadores están en la misma situación, pero la mayoría de los que militan en equipos de la Euroliga han renunciado a jugar con sus selecciones. De momento, los del Unicaja no se han pronunciado de forma definitiva.

Y tampoco se van a producir cambios en los relativo al calendario. La Euroliga no modificará la fecha de sus partidos para facilitar que los jugadores vayan con sus selecciones. La postura de la competición europea es clara, y no entiende que la FIBA no tenga las mismas exigencias con los jugadores de la NBA. Ninguno fue convocado por los seleccionadores europeos después de que la competición estadounidense dijese que no los iba a liberar para estas ‘ventanas’ de la FIBA. El doble rasero es evidente. El presidente de la Federación Española, Jorge Garbajosa, calificó esta semana el asunto como una “emergencia nacional”. Si tan importante es, ¿por qué no se ha convocado a los mejores, los que juegan en la NBA?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos