Los jugadores del Unicaja dirán no a sus selecciones

Augustine y Brooks atienden la explicación de Díaz. /Álvaro Cabrera
Augustine y Brooks atienden la explicación de Díaz. / Álvaro Cabrera

Los jugadores, entre ellos los españoles, tienen decidido renunciar a las convocatorias para estar frente al CSKA

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

No habrá jugadores del Unicaja en los partidos de selecciones clasificatorios para el Mundial 2019 que se comenzaran a disputar a finales de noviembre y tampoco parece que los habrá en el equipo español, cuya lista debe anunciarse antes del próximo lunes. Los seleccionables, nacionales y extranjeros, tienen decidido decir no a las hipotéticas llamadas de sus respectivos equipo nacionales para disputar las denominadas ‘ventanas’ de la FIBA en las que España se medirá a Montenegro, Eslovenia y Bielorrusia.

El conflicto viene de largo. La Federación Internacional y la Euroliga no se han puesto de acuerdo para elaborar un calendario conjunto debido a la novedad de estos partidos de selecciones a mitad de temporada. Sin consenso, la Euroliga no parará para estos partidos, por lo que los jugadores de los equipos que la disputan se encuentran entre la espada y la pared: jugar con sus selecciones o con sus equipos. Como quien les paga son los clubes, la decisión es clara: no disputarán los partidos de selecciones. La NBA fue tajante desde el primer momento y ni parará ni permitirá la cesión de sus jugdores para esos partidos de la FIBA.

En el caso del Unicaja, casi toda la plantilla es susceptible de ser convocada. Nedovic, Milosavljevic, Musli y Waczynski ya han sido preseleccionados. También ha sido convocado por Rumanía el canterano Uta Rares, que esta temporada está cedido en el Valladolid, y pueden serlo Salin (Finlandia), Shermadini (Georgia), Soluade (Inglaterra) y los tres españoles, Alberto Díaz, Carlos Suárez y Dani Díez.

La primera ‘ventana’ de la FIBA se disputará del 20 al 28 de noviembre, y España jugará contra Montenegro el 23 y frente a Eslovenia el 26. En esa franja de tiempo, el Unicaja se medirá al CSKA en Málaga el viernes 24. ¿Qué pasaría si casi toda su plantilla decidiera jugar con sus selecciones? Eso no pasará. El asunto es tema tabú en el vestuario cajista, aunque SUR ya sondeó la opinión de los afectados, que sin entrar en detalles coincidieron en un «haremos lo que diga el club, que es el que nos paga». Es más, si alguno decide jugar con su selección, se arriesga a una sanción por parte del club o incluso a la rescisión de su contrato. No le saldría a cuenta, pues en el caso de España la dieta por cada día de convocatoria es de 400 euros.

¿Qué dice la ley?

En estos meses de tira y afloja entre la FIBA, la Euroliga, la Federación Española, la ACB y los clubes, se han utilizado todo tipo de estrategias. La más recurrente es hacer valer la Ley del Deporte de 1990. «Es obligación de los deportistas federados asistir a las convocatorias de las selecciones deportivas nacionales para la participación en competiciones de carácter internacional, o para la preparación de las mismas». Y se considera infracción muy grave la falta no justificada». Sin embargo, conviene no perder de vista que, al menos en el baloncesto, es habitual que los jugadores digan no a la selección. Lo hicieron Felipe Reyes y Rudy Fernández este verano para el Europeo, y antes Fran Vázquez o Suárez, por poner algunos ejemplos, además de los NBA como Marc Gasol o Mirotic, alegando motivos contractuales.

Un jugador percibe 400 euros por cada día de concentración con la selección española

Sin embargo, el secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete, ha ido variando su postura, tal y como dejó claro en unas declaraciones en una reciente visita a Málaga. «Las ‘ventanas’ están demostrando que no son una buena estrategia para el baloncesto español». Así que el CSD no parece partidario de sancionar a nadie, pues parece justificado que los jugadores de equipos de la Euroliga, al tener partidos con sus clubes, no pueden disputar estos encuentros clasificatorios para el Mundial 2019 con las selecciones.

La solución, que no es la mejor, es que el seleccionador nacional, Sergio Scariolo, elabore una lista con jugadores de los equipos que disputan la Eurocup y la Basketball Champions League, que son el Bilbao, Tenerife, UCAM Murcia, Movistar Estudiantes, Gran Canaria o Andorra.

Fotos

Vídeos