Así late el corazón del Unicaja

Las mujeres y novias de algunos jugadores y técnicos posan para SUR con el balón de la Copa del Rey. /Francis Silva
Las mujeres y novias de algunos jugadores y técnicos posan para SUR con el balón de la Copa del Rey. / Francis Silva

Las mujeres y novias de los jugadores y técnicos analizan el duelo contra el Madrid en la Copa

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El nada fácil camino del Unicaja hasta clasificarse para la Copa del Rey y el complejo calendario de esta temporada con la exigente Euroliga han dado para escribir un libro. Lo saben bien las mujeres y novias de los jugadores del equipo malagueño, que han vivido más de cerca que nadie la tensión de la competición de los últimos meses hasta lograr uno de las ocho plazas para el torneo copero. Está siendo una temporada muy exigente para todos en la familia del Unicaja, y muy especialmente para ellas, porque los jugadores pasan días y días fuera de casa enlazando partido con partido.

SUR reunió a buena parte del ‘otro Unicaja femenino’ para pulsar las sensaciones que tienen cara a la Copa del Rey que arrancará el jueves en Las Palmas (si finalmente se desconvoca la huelga de jugadores). En la cita estuvieron las compañeras de Carlos Suárez, Waczynski, Shermadini, Brooks, Salin, Mario Bárbara, Antonio Herrera y Joan Plaza. Como es lógico, la Copa y la clasificación han sido tema de conversación en sus hogares estos días, tal y como reconoce Patricia Henríquez, novia de Suárez. «Una vez clasificados, siempre hablamos de que la idea es disfrutar de un torneo que es muy bonito. Lo importante es jugar sin presión y pasárselo bien sabiendo que la presión es para el Real Madrid», explica.

Patricia es de Las Palmas, así que aprovechará para apoyar en la isla al Unicaja. No será así en el caso de Ani Shermadini, que en verano fue madre de gemelas, tiene cuatro hijos y se tendrá que quedar en Málaga. «Gio está entusiasmado. Se ha preparado mucho para esto porque sabe que la Copa es especial y que con el Unicaja pueden competir por el título. No podré ir, pero mi alma estará con el equipo (risas)». Esa tensión antes de la gran cita se repite tmbién en el caso de Salin, tal y como explica su novia, Kia. «No son nervios, pero sí una excitación diferente por ser en Las Palmas y por la oportunidad de ganar un título». Ahora se piensa en un título, pero antes hubo cierto temor, tal y como reconoce Natalia Waczynski. «El torneo es especial para los jugadores, pero también para las familias, que lo vivimos de cerca. No fue fácil clasificarse, así que estamos orgullosos de ellos y los apoyaremos el máximo», comenta.

Dentro de la ilusión por lograr un título en sólo tres días, Marga Sota, esposa de Joan Plaza, aplica sus conocimientos sobre baloncesto para analizar la eliminatoria contra el Madrid que se jugará el jueves. «La ilusión es máxima, aunque la cosa se complicó tras el sorteo por el emparejamiento contra el Madrid. Hay que hacer un buen partido. Sin muchos errores». Marga fue jugadora de baloncesto y es consciente de la complejidad que está afrontando el equipo con un calendario de aúpa. «Es complicado para nosotros porque los vemos más cansados. Desde casa siempre tratamos de ayudarles. A Joan siempre le gusta entrenar mucho y eso no es posible ahora, pero también hay que disfrutar de la temporada».

Las familias directas de los jugadores son las grandes perjudicadas por el carrusel de partidos, aunque es algo que tienen asumido. «Yo firmé esto –explica Benedetta Pennati, mujer de Jeff Brooks–. Lo echo de menos, pero lo tienes asumido y esperas recibirlo, especialmente cuando ganan. Jeff está encantado por jugar la Euroliga y en general le apasiona jugar porque ama este deporte».

La Copa representará una carga de trabajo extra para los jugadores y el cuerpo técnico en ya de por sí una campaña estresante, como reconocen Mar y Nuria, las esposas de Antonio Herrera y Mario Bárbara. «Llevan mucho cansancio acumulado a estas alturas del año porque pasan mucho tiempo fuera de Málaga. Está siendo duro para todos. Había incertidumbre por la clasificación y ahora hay que echar el resto», explica Mar. La más veterana del grupo, Nuria, ha vivido muchas temporadas en el Unicaja, pero ninguna como esta. «Se ha notado la diferencia con otros años. Hay que saber llevarlo para ir compensando el cansancio que acumulan después de tantos viajes. En el caso de Mario, como todos, hay poca planificación familiar, porque depende, además, de los lesionados y siempre hay alguno». A este reportaje faltaron Jovana Milosavljevic, que se encontraba de parto; Mina Milutinovic, novia de Nedovic, que estaba en Eestados Unidos, y Luciana, novia de Alberto Díaz.

Estas son las novias y esposas reunidas por SUR, de izquierda a derecha:

1. Natalia, mujer de Waczynski

«No fue fácil clasificarse, así que estamos orgullosos de ellos y los apoyaremos al máximo».

2. Patricia, novia de Carlos Suárez

«La idea es jugar sin presión y disfrutar de un torneo muy bonito. La presión es para el Real Madrid».

3. Ani, mujer de Shermadini

«Gio está entusiasmado. Se ha preparado mucho para esto porque sabe que la Copa es especial».

4. Benedetta, mujer de Brooks

«Jeff está encantado con la Euroliga y en general con jugar porque le apasiona el baloncesto; ama este deporte».

5. Kia, novia de Salin

«Sasu está encantado por volver a jugar en Las Palmas y por hacer un gran partido contra el Madrid».

6. Nuria, mujer de Mario Bárbara

«Se nota la diferencia con otros años; hay que ir compensando el cansancio que acumulan».

7. Mar, mujer de Antonio Herrera

«Llevan mucho cansancio acumulado porque pasan mucho tiempo fuera de Málaga».

8. Marga, mujer de Joan Plaza

«La ilusión es máxima, aunque la cosa se complicó tras el sorteo por el emparejamiento con el Madrid».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos