Objetivo: reactivar a McCallum

McCallum promedia 7,6 de valoración por partido. /LOF
McCallum promedia 7,6 de valoración por partido. / LOF

Plaza tuvo cinco reuniones individuales con el jugador: «Sabe que no está al nivel que puede dar»

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

«Coach ¿otra vez?». Así le respondió Ray McCallum a Plaza después de que el entrenador del Unicaja le emplazase a una charla personal con el base de Detroit. No era la primera vez que técnico y jugador tenían una entrevista extensa. Ayer lo contó el propio Plaza, que admitió esa especie de terapia con el profesional norteamericano de 26 años que juega esta temporada por primera vez fuera de Estados Unidos.

Dos días y medio de descanso para el equipo en Navidad

El Unicaja no tendrá esta semana de Navidad partido de Liga Endesa, pero sí dos encuentros de Euroliga (hoy ante el Barça y el viernes en casa ante el Milán). Tras el partido en el Palacio, la plantilla tendrá dos días y medio de descanso. No habrá entrenamiento ni el 23 ni el 24 y se regresará al trabajo el mismo 25, día de Navidad, por la tarde. Un pequeño paréntesis antes de un maratón de 5 partidos en 10 días, desde el 28 de diciembre al 6 de enero.

El objetivo está claro: reactivar a McCallum, el jugador que estaba llamado a darle un salto de calidad al equipo malagueño desde el puesto de base y que hasta ahora sólo ha aparecido a ratos, en momentos muy concretos de los partidos, pero sin la regularidad necesaria para competir en un equipo de Euroliga. «Hemos hablado varias veces, en un café, en mi despacho, hemos tenido cinco reuniones con él», relató Plaza.

Noticias relacionadas

«Está en ese proceso, todos creemos que va a dar el salto de calidad que todos esperamos. Sabe que no está jugando al nivel que puede dar, él es el primer angustiado. Mientras, habrá úlceras de todo tipo, del entrenador, de sus compañeros, del público, de la directiva... Trabaja bien, pero le falta algo, le falta experiencia para no ir a chocar contra tres árboles, leer el momento del partido, discriminar situaciones que cree que son parecidas en la Liga de Desarrollo o en la NBA pero que no lo son. La experiencia la ganas a hostias y acabará explotando», dijo. «No engaño a nadie. Él nos puede dar tres o cuatro pasos más adelante por su calidad. Hay que reubicarlo, con dibujitos, con vídeos, con paseos por la playa...», ironizó el entrenador.

Irregularidad

Más allá de la irregularidad colectiva del Unicaja, McCallum es el caso más preocupante a nivel individual. Nadie duda del enorme talento del norteamericano, un jugador rápido y muy explosivo que se adapta perfectamente a la velocidad y el elevado ritmo del baloncesto norteamericano –sus mejores minutos en el Unicaja han sido en partidos algo descontrolados o en finales de partido vertiginosos–, pero que sufre en la dirección de juego pausada que requiere en muchas ocasiones el baloncesto europeo.

El técnico cree que el base terminará explotando, pese a que sigue con evidentes problemas de adaptación al baloncesto europeo

En verano se asumió que su fichaje suponía cierto riesgo. La espectacular pretemporada de McCallum fue un espejismo y ahora toca tener paciencia con el jugador. El Unicaja necesita un base solvente que pueda compartir responsabilidades con Alberto Díaz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos