MUCHO MEJOR

MARTÍN URBANO

Apoyado en un Waczynski extraordinario y en una mejora evidente de Brooks, que andaba muy perdido últimamente, el Unicaja dominó anoche durante muchos minutos al Baskonia, volvió a aparecer en el rebote ofensivo, tuvo más posesiones que su rival y pudo ganar, a pesar de que ni al principio ni al final del partido estuvo a la altura necesaria para un triunfo en Vitoria.

En el partido de ayer empezó mandando el Baskonia porque Beaubois dominaba a Nedovic y el Unicaja solo metía una de vez en cuando. El escolta serbio era el único jugador solvente en ataque. Como la defensa malagueña era tan mala individual como colectivamente, su rival ya acumulaba 27 puntos al final del primer cuarto y perdía por 15, tras fallar 12 de sus 17 tiros. En el arranque del segundo cuarto había muchos suplentes en cancha y el Unicaja aumentó su actividad defensiva. Como consecuencia de ello, los locales acumularon sucesivas pérdidas que dieron canastas fáciles a los visitantes. El acierto de Waczynski completó la reacción malagueña que, aunque perdía por cinco puntos, cuando se llegó al descanso había dispuesto de más posesiones que su rival.

Tras la pausa, Plaza puso en cancha a los hombres que más habían aportado en la primera mitad, un acierto que permitió a su equipo tomar el mando en el marcador enseguida. Con la defensa malagueña muy bien posicionada, a los locales les costaba anotar. Martínez metió en cancha a sus mejores hombres, conducidos por Granger, mientras que la anotación visitante perdió regularidad cuando Waczynski se fue a descansar.

En el comienzo del último cuarto ganaba el Baskonia por tres puntos. El alero polaco del Unicaja seguía en el banquillo, Nedovic también. Tras las primeras dudas del ataque malagueño, Plaza ordenó el retorno de ambos artilleros. El Unicaja tenía los mejores hombres en cancha, pero sus errores en ataque proporcionaban canastas fáciles a los locales. Una ventaja inapreciable en los momentos de más tensión en el partido. Waczynski, con su exhibición, dotó a su equipo de la capacidad ofensiva que le falta habitualmente, pero los hombres altos no respondieron en defensa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos