El Unicaja muestra ante el CSKA otra manera de perder (80-89)

El Unicaja muestra ante el CSKA otra manera de perder (80-89)
Álvaro Cabrera

Un combativo y bravo Unicaja sucumbe ante Sergio Rodríguez y un arbitraje que rozó lo ofensivo

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Para los resultadistas sólo será una derrota más en la trayectoria negativa que acumula el Unicaja. Pero en medio de situaciones como por la que atraviesa el conjunto malagueño hay que ir un poco más allá y es innegable que la imagen mostrada ayer es la acorde a la de un equipo que quiere pelear por la victoria y no abandonarse como había hecho en los últimos partidos. El Unicaja tuvo acorralado al CSKA (80-89), pero el talento de Sergio Rodríguez y la falta de ideas locales en los últimos minutos le privaron de la victoria. Antes, el público del Palacio asistió a una brava remontada de su equipo y a una actuación arbitral bochornosa y que rozó lo ofensivo.

El Unicaja debe extraer conclusiones positivas de la derrota, por mucho que duela. Compitió sin necesitar a Nedovic, que sólo jugó cinco minutos, recuperó la lucidez ofensiva, defendió a gran nivel y pudo confirmar que Waczynski puede ser mejor aprovechado.

Noticias relacionadas

El arranque del encuentro respondió a lo que se esperaba, con el Unicaja incidiendo en los problemas en el tiro que le acompañan en los últimos partidos. Por contra, el CSKA estuvo perfecto y anotó 12 puntos sin fallo para situarse 4-12. Los despistes defensivos y el acierto en los triples facilitaron la labor del conjunto ruso, que además también dominaba el rebote. A los cinco minutos y con su equipo perdiendo 7-17 a Plaza no le quedó más remedio que tirar de Nedovic. Quizá estaba previsto, pero la deriva del partido obligaba a ello. Entró por un desacertado Salin, que falló los tres lanzamientos que intentó. El serbio dio otro aire al ataque malagueño, especialmente con sus asistencias y sin insistir en el ‘uno contra uno’. Waczynski y Augustine se beneficiaron del regreso de Nedovic, pero la respuesta del CSKA no se quedó atrás. Itoudis juntó en la pista a Sergio Rodríguez y De Colo, y añadió a Otello Hunter, para dominar por completo el rebote ofensivo. Así que el primer cuarto se cerró con 16-27 y el CSKA doblando en rebotes al Unicaja (6-13).

Otro partido

Cualquier reacción del Unicaja pasaba por una enorme mejora defensiva. Eso fue lo que ocurrió, pero también había que meter puntos. El desatascador en las dos facetas fue Waczynski. El polaco rebosaba ganas y, en contra de lo habitual, se creció desde la defensa y eso le dio confianza en el tiro. Siete puntos suyos lideraron un parcial de 12-0 que devolvió a su equipo al partido. Con 31-32, la dinámica era otra. Y fue curioso comprobar cómo en el plan defensivo del equipo malagueño, Milosavljevic frenaba a Sergio Rodríguez. Duelos tan dispares como este incomodaron a un CSKA que en seis minutos cometió siete pérdidas, cuando en el primer cuarto sólo perdió dos balones. La recuperación del Unicaja pudo ser mejor, pero la falta de acierto en los tiros libres, una técnica a Waczynski y la esperada reacción del equipo más rico de Europa dejaron el marcador en 39-46 al descanso.

80 Unicaja

McCallum (12), Salin (5), Díez (2), Shermadini (4), Brooks (2) -once inicial- Díaz (5), Milosavljevic (4), Nedovic (0), Waczynski (15), Augustine (18), Suárez (13) y Musli (-).

89 CSKA de Moscú

De Colo (13), Vorontsevich (13), Higgins (14), Kurbanov (), Hines (6) -once inicial- Astapkovich (-), Gavrilov (-), Rodríguez (21), Clyburn (6), Khryapa (0), Hunter (10) y Makiev (-).

parciales.
16-27, 23-19, 26-17 y 15-26.
arbitros.
Ovcic (SER), Boltauzer (SLO) y Papapetrou (GRE).
incidencias.
Partido correspondiente a la sexta jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga ante 7.893 espectadores.

Pero al margen de los números, lo mejor estuvo en la actitud que mostró el conjunto que dirige Joan Plaza, nada que ver con lo visto en los últimos partidos en los que se había abandonado a sí mismo. También los 39 puntos anotados eran una buena noticia, pese a ir por debajo en el marcador.

Un error arbitral marcó el comienzo de la segunda parte, con un triple no concedido al Unicaja y que tuvo el partido parado casi cinco minutos. En la siguiente acción los árbitros sancionaron con antideportiva a Salin y esto terminó de encender las gradas del Carpena. El partido se calentó. Un triple de Waczynski tras un robo apretó el marcador, 46-48. Pero el trío arbitral puso las cosas más difíciles al equipo malagueño señalando dos faltas en ataque a Augustine y Brooks. El CSKA aprovechó la situación para volver a estirarse, quizá sin merecerlo, 46-55. Quedaban cinco minutos para el final del cuarto y Plaza tuvo que parar el partido. La reacción del Unicaja fue encomiable, con tres recuperaciones y tres triples, dos de Suárez y otro de Salin.

El equipo malagueño empataba a 55 y el Carpena entonaba el «¡Sí se puede!». La intensidad defensiva del Unicaja descolocó al CSKA. La séptima pérdida del equipo ruso permitió el enésimo contragolpe cajista y a campo abierto McCallum confirmó la remontada con dos acciones de canasta y adicional, y dio al Unicaja las primeras ventajas (63-58). La ventaja pudo ser mayor, pero los árbitros de nuevo y alguna mala decisión en ataque, dejaron el partido en un puño después de diez minutos intensos y de gran baloncesto (65-63).

Una rotación más corta y volvió a quedarse sin jugar

El Unicaja compitió contra el CSKA con una rotación más corta en la que Díez y Nedovic tuvieron una participación testimonial con sólo cinco minutos y en la que Shermadini se quedó en once. El que peor parado salió fue Musli, que se volvió a quedar sin jugar, lo que complica más todavía su situación en el equipo, pues hay que recordar que está descartado para los encuentros de la Liga Endesa.

El Unicaja jugará la próxima semana en la siempre complicada pista del Panathinaikos (viernes 1 de diciembre, a las 20.00 horas). El conjunto griego venció ayer en su cancha al Real Madrid, en un partido muy ajustado en el que Thompkins tuvo el triple final para la victoria, pero falló (82-80). La plantilla cajista tendrá ahora un pequeño respiro en el calendario, debido a que no hay partido de Liga debido a las ‘ventanas’ de la FIBA. El equipo descansa hoy, entrena mañana, vuelve a descansar el lunes y el martes comenzará a preparar el partido de Atenas.

En medio del esperpento arbitral, el Unicaja sobrevivía al CSKA con un Augustine enorme, pese a que Sergio Rodríguez tenía entre ceja y ceja ganar el partido para su equipo. El canario mantenía con sus triples al cuadro ruso, superando sin problemas la defensa zonal que por momentos disponía el Unicaja (74-79, min.35). El Unicaja, ahora sin la posibilidad de correr, sufría para anotar. Un mal pase de McCallum a dos minutos del final permitió una canasta fácil de Kurbanov que sonó a sentencia (76-85).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos