La montaña rusa de Faverani

Edu Botella. La Verdad

Tras llegar a la NBA y jugar en equipos como el Maccabi o el Barça, el que fuera canterano de Los Guindos regresa al Murcia, rival del Unicaja este domingo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

'El Unicaja ficha a un jugador brasileño de 16 años y 2,07'. Así tituló este periódico en febrero de 2005 para informar sobre el fichaje de Vitor Luiz Faverani Tatsch, un joven jugador que llamaba la atención por sus condiciones físicas y su gran envergadura. Cuatro años después, en agosto de 2009, el Unicaja rescindió el contrato del jugador, después de varias cesiones, oportunidades en el primer equipo y en el vinculado y pese a pasar por las manos de técnicos como Scariolo o Aíto. Tenía unas condiciones inmejorables, pero su carácter y juventud no ayudó.

Faverani no triunfó en Málaga, pero pocos en el club pensaban que lo terminaría haciendo lejos de la Costa del Sol. Se marchó al Murcia, hizo buenas temporadas y recaló en el Valencia. De ahí, el gran salto a la NBA: llegó a firmar un contrato de seis millones de dólares por tres temporadas con los Boston Celtics, aunque sólo cumplió la primera. Regresó a Europa para jugar en el Maccabi, pero tampoco funcionó. Volvió a Murcia por segunda vez y volvió a sonreír en la pista. El Barcelona se fijó en él como refuerzo temporaal y le dio otra oportunidad en un equipo de la élite europea la pasada temporada; este año, por tercera vez, ha fichado por el conjunto murciano, que considera su casa. Su carrera ha sido una auténtica montaña rusa y en Murcia siempre se ha encontrado especialmente cómodo.

Faverani firmó un contrato de tres años con los Boston Celtics

Este domingo se volverá a reencontrar en la primera jornada de Liga con el club que le trajo a Europa , aunque el pívot brasileño tiene complicado jugar. “Tuve una cirugía en la rodilla derecha, nada especial, una pequeña limpieza. Tuve que pasar por el taller, pero voy tres semanas de adelanto con los plazos de recuperación. No he podido jugar ningún partido de pretemporada pero espero estar lo antes posible”, explicó el jugador a este periódico. Durante sus últimos años en la Liga Endesa Faverani ha sido muy reacio a hablar del Unicaja y de su paso por Málaga. No tiene buen recuerdo, aunque asegura que eso no es incompatible con mantener el cariño y el agradecimiento con el club que confió en él cuando era sólo un niño. “Si he podido tener mi carrera y fichar tres veces por el Murcia es porque un día el Unicaja me trajo a España. Recuerdo el trabajo a diario en el club, todo el esfuerzo. Era un niño, no tenía ni barba y mira cómo estoy...”, asegura. “De lo que más me acuerdo fue del campus de Unicaja en el que estuve el verano antes de fichar. Era la primera vez que salía de mi país, que me subía en un avión, la primera vez de casi todo en mi vida. No fue fácil aquella época, pero gracias a empezar en el Unicaja he podido tener una carrera”, mantiene.

En 2005, cuando llegó al Unicaja / SALVADOR SALAS

Cuando se le pregunta sobre el rival del domingo, Faverani afirma que el Unicaja siempre es un equipo difícil, que además viene de hacer un gran año. Pero reconoce que no ha seguido mucho al equipo malagueño: “Desde que me fui, no he seguido al Unicaja. Sinceramente, nunca me preocupo por el rival, sólo pienso en mi equipo. Tengo muchos amigos en Málaga, fuera del baloncesto, pero no mantengo contacto con gente del club. Eso no significa que no le tenga cariño, un aprecio especial”, sostiene. “Estamos preparados para recibir al Unicaja y seguramente nos llevemos la victoria”, dice convencido.

Sobre el nuevo UCAM Murcia, Faverani explica que es un equipo con mucha calidad y físico. “Tengo mucha ilusión por ayudar a poner al equipo donde se merece estar. De los nuevos, nos ha sorprendido el nivel físico de Charlos Kloff (base de 27 años, nacido en Surinam y nacionalizado holandés), es muy atlético y creo que va a ser uno de los grandes espectáculos de la Liga este año”. Faverani, el primer canterano de Los Guindos que logró llegar a la NBA, está a su enésima oportunidad de demostrar ese talento innato que tiene para el baloncesto.

Fotos

Vídeos