Mrsic y Todorovic, en el camino del Unicaja

Mrsic, en un entrenenamiento con el Bilbao Basket. /Borja Agudo
Mrsic, en un entrenenamiento con el Bilbao Basket. / Borja Agudo

El equipo de Plaza, en el mejor momento de la temporada, visita a un Bilbao liderado por dos exjugadores del club

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja más temible de la temporada, el que viene de someter al Khimki, al Barcelona, al Milán y al Maccabi –citados así los rivales, todos juntos, impresiona aún más la racha del cuadro malagueño–, cierra hoy 2017 con un partido que le tiene que servir para aportarle tranquilidad en la Liga Endesa. Resulta llamativo que un equipo que ha cerrado con tan buenas sensaciones la primera vuelta de la exigente Euroliga esté peleando por estar entre los ocho mejores de la competición nacional, pero es que sacar adelante con éxito ambas competiciones es más que difícil.

El conjunto malagueño tiene que trasladar su buena dinámica en la Euroliga a la competición española y dar un paso más hacia la Copa

El equipo de Plaza juega esta tarde en la pista del Bilbao (19.30 horas) sin apenas tiempo de descanso tras el viaje a Israel pero con la moral y la confianza por las nubes. El tropezón del cuadro malagueño en la pista del Tenerife tras la victoria ante el Khimki lo dejó en la novena posición; es decir, fuera de los puestos de la Copa del Rey, primer objetivo de la temporada. En la buena dinámica en la que está el cuadro malagueño, otra derrota en la ACB sería un jarro de agua fría que podría frenar la progresión de la plantilla. Nedovic está a un nivel sobresaliente, Augustine y Suárez son dos valores seguros, Brooks ha vuelto a su mejor versión, Waczynski cada vez hace más cosas, Díaz ha superado su bache, McCallum y Shermadini van a más... Ni siquiera se notó en Tel Aviv la ausencia de Milosavljevic, que no jugará hoy tampoco (Soluade ha sido dado de alta para el partido).

Un histórico del Unicaja

En el camino del Unicaja se cruzan hoy dos viejos conocidos de la afición malagueña. El primero, Veljko Mrsic, un histórico del Unicaja y uno de los mejores aleros que han pasado por el club, lidera ahora al Bilbao desde el banquillo. El croata, de 46 años, ha debutado esta temporada en la Liga Endesa como técnico tras la destitución de Carles Durán. Lleva un mes en el conjunto vasco y por ahora su balance no es muy bueno (tres derrotas y una victoria en la ACB y el mismo balance en la Eurocup), aunque se ve cierta mejoría en su equipo. El problema es que el Bilbao ya está demasiado cerca de los puestos de descenso y necesita sumar cuanto antes.

«El Unicaja está en un momento muy dulce»

Mrsic habló ayer en Bilbao sobre el partido de esta tarde:«El Unicaja está en muy buen momento, con cuatro triunfos en la Euroliga. Llega en un momento dulce, pero creo que podemos jugar un buen partido y buscar nuestras opciones. Tenemos que cambiar el ritmo para jugar con equipos de primer nivel». Para Mrsic, Fischer está casi descartado por lesión y son dudas Hervelle y Todorovic.

En la pista, Mrsic cuenta con un joven balcánico, criado baloncestísticamente en Los Guindos y que está destacando en estos primeros meses de la competición. Dejan Todorovic fue una de las grandes perlas de la cantera del Unicaja, debutó con el primer equipo con 18 años y deslumbró en el equipo vinculado en la Liga LEB. Pero nunca llegó a tener continuidad y, tras varias cesiones, el club de Los Guindos rompió su vinculación con él en 2016.

Ahora, el alero de 23 años vive en Bilbao su mejor momento como profesional; es el hombre que más juega de su equipo, el segundo máximo anotador (11,8 puntos por partido, sólo superado por Mumbrú) y uno de los mejores en triples anotados en toda la Liga Endesa. Su explosión quizás ha sido tardía, pero si logra tener regularidad será una pieza codiciada el próximo verano (ocupa plaza de cupo).

Un partido interesante entre dos equipos con dinámicas opuestas y en el que habrá que ver cómo afecta el cansancio. El Bilbao hizo un largo viaje a Berlín el jueves en la Eurocup (ya está eliminado) y el Unicaja aterrizó ayer en España a las siete de la mañana procedente de Israel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos