Musli o un fichaje más

Musli machaca ante Shermadini, el nuevo fichaje del Unicaja / Efe

El pívot no cuenta para Plaza, aunque sólo saldrá del equipo si recibe una oferta similar a su ficha en el Unicaja

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja cerró pronto sus primeros tres fichajes (Milosavljevic, Shermadini y Salin), pero se ha atascado en la contratación del base, el gran quebradero de cabeza del club en este momento. El mercado es limitado y varias opciones se han esfumado (ayer el Barcelona hizo oficial la contratación de Phil Pressey, que fue ofrecido en Los Guindos).

Pero aún queda mucho verano por delante y el club se ha fijado ahora en Quinn Cook, por si hay opciones de que el norteamericano decida dar el salto a Europa. El base es la principal incógnita ahora mismo en el Unicaja, aunque quedaría un segundo fichaje para completar la plantilla, un ala-pívot norteamericano, atlético y duro en defensa. Con todos los focos centrados en el director de juego, no han surgido muchos nombres para este puesto, salvo el del Lima (por el que el Unicaja no ha llegado a negociar y que está cerca de jugar en el Besiktas) o el del americano procedente del Pesaro, Jarrod Jones.

En teoría, el base y el ala-pívot dejarían cerrada la plantilla 2017-2018, aunque desde el principios de verano hay un nombre que está en el ojo del huracán:Dejan Musli. El pívot serbio llegó la pasada temporada a Málaga como uno de los mejores pívots de la Liga Endesa y de hecho en el Unicaja ha tenido unos números bastante buenos, siendo incluido en el mejor quinteto de Eurocup. ¿Cuál es el problema? Que el jugador bajó mucho su rendimiento tras su lesión en el tramo final de la temporada y que su nivel defensivo nunca convenció a Plaza.

Ficha alta

El . Se ha fichado a un jugador como Shermadini, de un perfil muy similar al serbio y el técnico repitió en varias ocasiones que si idea era sólo tener dos ‘5’ puros (Shermadini y Okouo, en este caso). La hipotética salida de Musli le permitiría al club malagueño hacer un fichaje más, pero a día de hoy no hay muchas opciones.

Pese a sus buenos números la pasada temporada, el serbio está en una situación delicada y escucha ofertas de clubes europeos

Musli tiene contrato con el Unicaja y el club no está dispuesto a indemnizarle para que cambie de equipo. En Los Guindos mantienen que es jugador del club y que su presencia en la plantilla es totalmente complatible con la de Shermadini, especialmente en una temporada tan larga y complicada como la del regreso a la Euroliga. Eso sí, si llegan propuestas interesantes para el jugador, el club no pondrá obstáculos a su salida.

El Andorra por ejemplo se interesó por su contratación como sustituto de Shermadini, pero el salario de Musli en el Unicaja es elevado y el jugador, como es lógico, no quiere perder dinero. Será difícil que un equipo español haga una propuesta que convenza al serbio, por lo que su continuidad dependerá de que le llegue una buena oferta del extranjero. El jugador se fue de vacaciones decidido a cumplir su segundo año en Málaga. Está contento en la ciudad y en el club que le ha dado la oportunidad de disputar títulos. Pero no es fácil seguir en un equipo en el que hay dudas sobre tu rendimiento. Si recibe alguna buena oferta durante este mes de agosto, su futuro puede estar lejos de Málaga. De lo contrario, será uno más en la plantilla y tendrá que pelearse con Shermadini por tener minutos.

Fotos

Vídeos