Nedovic, pilar de lujo para el regreso a la Euroliga

Nemanja Nedovic./
Nemanja Nedovic.

El Unicaja hace oficial la renovación de la estrella serbia por una temporada con opción a una segunda opcional

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

No por más conocida y esperada deja de ser una excelente noticia. El Unicaja puso ayer la primera piedra de su proyecto deportivo para la próxima temporada, y no es una cualquiera. La renovación de Nemanja Nedovic por dos temporadas es una apuesta de lujo del cuadro cajista en la campaña de su regreso a la Euroliga.

Es un movimiento celebrado por todos los aficionados pues se trata de un jugador que hace unos meses parecía imposible de retener por su gran juego, y eso a pesar de haber estado lesionado durante la primera parte de la temporada. Sin embargo, todo se ha alineado, incluso la suerte en aquel último cuarto de la final de la Eurocup ante el Valencia, para que Nedovic siga vistiendo la camiseta verde al menos una temporada más. Conseguido el billete para la Euroliga, todo ha sido más fácil.

Ayer se oficializó un acuerdo que llevaba ya tiempo cerrado. Nedovic ha firmado un contrato por dos temporadas, con el formato de 1+1, y que contempla un corte al final de la primera. Es previsible que el año que viene sea más complicado retenerlo, pero también parecía algo imposible lograrlo ahora. El esfuerzo del Unicaja ha sido enorme en términos económicos, pues Nedovic será el jugador mejor pagado de la plantilla. Las cifras concretas del acuerdo no han trascendido, pero superan los 700.000 euros netos por temporada. Se sitúa así, por encima de Joan Plaza, que hasta ahora era el mejor pagado, y entra en el club de los diez jugadores con el salario más alto de la historia del Unicaja.

«La Final Four de Belgrado es mi reto personal»

Nemanja Nedovic no podía ocultar su felicidad después de hacerse oficial su renovación por el Unicaja. El serbio vive un idilio con Málaga y los aficionados malagueños, así que sus primeras palabras fueron de agradecimiento.

«Estoy muy contento de quedarme uno o dos años más en Málaga. No fue una decisión difícil para mí. Málaga me encanta, la gente me encanta. Estoy muy feliz de formar parte del próximo proyecto. Me siento muy querido, acostumbrado a la gente y la ciudad de aquí y eso no tiene precio. Estoy muy contento y con ganas de empezar la próxima temporada», reconoció.

Nedovic es consciente de que tanto él como el equipo están ante un año muy bonito, pero también complejo por la gran cantidad de partidos con el nuevo formato de la Euroliga. «Es un año muy especial para mí con la plata en los Juegos de Río y el título de la Eurocup. Este nuevo sistema de Euroliga es más difícil, con muchos viajes, partidos cada dos días... pero nos gusta más jugar que entrenar. Va a ser una nueva oportunidad para todos nosotros, para demostrar que en Málaga se juega un buen baloncesto. Queremos llegar lo más lejos posible. La Final Four es un reto mío personal, se juega en Belgrado, mi ciudad, y quiero que todos sepan que damos lo máximo», recalcó el escolta serbio, que ahora afronta las vacaciones y medita no jugar con su selección.

La apuesta del Unicaja tiene toda la lógica, pues si hubiese salido al mercado para fichar a un jugador de las características de Nedovic, probablemente no habría tenido la opción de competir con los grandes clubes. Hay que apuntar que la predisposición del jugador ha sido total para quedarse en Málaga, como él mismo explica en las declaraciones que acompañan esta información. Tanto es así, que incluso su agente, Misko Raznatovic, le aconsejó quedarse en el Unicaja, donde es valorado como un jugador de referencia y cuenta con el apoyo de los aficionados. Nedovic acabó la temporada como el décimo máximo anotador de la Liga y fue incluido en el segundo mejor quinteto del campeonato. Como es lógico, también fue el anotador más destacado del cuadro cajista, y aparecía entre los diez primeros en asistencias y el segundo de toda la competición en tiros de dos.

Más descanso

El escolta afronta un verano en el que tiene decidido descansar. Esta temporada ha sufrido varias lesiones, y llegó justo de forma al tramo final de la temporada, en el que casi no pudo entrenar con normalidad. Nada más empezar la Liga se perdió dos meses por una extraña lesión que le afectó un nervio de la pierna derecha, en la que perdió parte de la sensibilidad.

Se está planteando parar un mes como mínimo y quizá incluso renunciar a la selección. Sabe que la próxima temporada la exigencia será máxima, con una gran cantidad de partidos en la Euroliga, en la que espera ofrecer su mejor baloncesto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos