Canal Unicaja
Actualidad
reportaje
Alberto Díaz y Luis Conde son los dos únicos jugadores locales en la concentración. Se toman este experiencia como un premio, pero están dispuestos a hacerse un hueco en el equipo
20 de septiembre de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las raíces malagueñas del Unicaja
Alberto Díaz y Luis Conde posan junto al río Garona, que pasa junto a la entrada del hotel de concentración. :: Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDA | Viella (Lérida).-

Durante algunos años fueron rivales. Uno jugaba en Los Guindos; el otro, en El Palo. En el baloncesto de base, casi todo el mundo se conoce, sobre todo si destacas. Los dos lo hacían y en parte por eso se conocían bien. Ligados al deporte de la canasta de niños (en campus), en apenas unos años estos dos malagueños han pasado de jugar en patios de colegios a enfrentarse a jugadores de nivel ACB. Ahora, Alberto Díaz y Luis Conde disfrutan de dar un paso más. Han sido elegidos por Jasmin Repesa para hacer la pretemporada con el primer equipo e incluso han viajado a la concentración de Viella. Son las raíces malagueñas del Unicaja, un equipo que, tras la marcha de Berni y con Cabezas en Vitoria, tiene que mirar a su cantera para reafirmar sus vínculos con la provincia a la que pertenece.

«Para nosotros es un premio estar aquí con el primer equipo, es una experiencia única. Vamos a aprender mucho de los jugadores y del entrenador. Todos te ayudan», empieza hablando Luis Conde, escolta de 19 años. Reconoce que no se esperaba estar en los Pirineos con la primera plantilla, que le pilló un poco por sorpresa. «Estaba haciendo la pretemporada con ellos en Málaga, pero no esperaba venir aquí, de concentración», cuenta mientras se le escapa una sonrisa. Se le ve ilusionado.

Un nivel superior

Su compañero Díaz coincide en que es algo muy bonito para ellos y que se encuentran muy cómodos con el resto del equipo. «Nos ha tocado compartir habitación, eso también ayuda», dice. «No estamos acostumbrados a esto. No es lo mismo estar con el segundo equipo que con ellos (y señala el salón contiguo del comedor, donde están sus compañeros)», afirma el base pelirrojo. El nivel de exigencia en Viella es máximo, más aún con Repesa al frente. Alberto Díaz lo resume muy bien en una frase: «Aquí, o te pones las pilas, o te las ponen. No hay otra». «Yo noto mucho la diferencia. Hay que tener en cuenta que es un equipo que está estructurado para competir en la Euroliga. Mientras que en el LEB, todo está más orientado a formarnos. Allí vamos pasito a pasito y aquí te exigen desde el primer momento», añade.

Saben que trabajar con jugadores de primer nivel hace que ellos también traten de mejorar, de ponerse a su altura. Los dos canteranos –en la concentración también están Maodo Malick y Todorovic– aseguran que el Unicaja tienes este año un muy buen equipo, con grandes fichajes. «Gist es impresionante físicamente y Marcus Williams tiene una visión de juego espectacular», afirma Luis Conde. Su compañero Díaz cree que puede aprender mucho de los dos principales bases de la plantilla. «Calloway es un veterano que nos da consejos y nos ayuda a tener esa picardía que aún nos falta. Y Marcus tiene mucha calidad, es el típico jugador que te puede resolver una mala racha del equipo», declara.

Saben que jugar en la primera plantilla está muy caro, pero son ambiciosos. «Hay que seguir trabajando y estar preparados. Nunca sabes lo que puede pasar», afirman. No tienen prisa por que lleguen las oportunidades. Mientras, hacen caso del consejo de sus familiares: «Nos dicen que tenemos que trabajar, pero también disfrutar de todo esto, pasarlo bien».

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
HEMEROTECA
Marzo 2009
L
M
M
J
V
S
D

PROXIMOS PARTIDOS

Vocento