Malaga CF

Musli es la buena noticia

Smith y Musli conversan a su llegada a la concentración de Benahavís.
Smith y Musli conversan a su llegada a la concentración de Benahavís. / Unicajab.fotopress
  • Los técnicos del Unicaja, muy satisfechos con la rápida aclimatación del pívot

  • El serbio ha sido el jugador más destacado en el agitado inicio de pretemporada del conjunto malagueño

El Unicaja terminó ayer su pequeña concentración de pretemporada en Benahavís y su tercera semana de trabajo. No ha sido el mejor inicio de pretemporada, más allá de los resultados que son intrascendentes a estas alturas de verano. El canterano Ablaye Sow se lesionó de gravedad en los primeros días de entrenamientos y después Nedovic llegó de los Juegos con una tendinitis en su rodilla izquierda. Esta pasada semana, el club se vio forzado a rescindir el contrato de Mbakwe por sus problemas de rodilla y perdió para las próximas semanas a Dani Díez por un esguince de tobillo.

Pese a todo, el cuerpo técnico del Unicaja está satisfecho del trabajo que ha realizado el equipo en Benahavís, con los nuevos jugadores asimilando las pautas de trabajo del entrenador, pese a que algunos «están acostumbrados a una forma de jugar más salvaje», como explicó el propio Plaza. La buena noticia para el conjunto malagueño en estas primeras semanas tiene nombre: Dejan Musli. El pívot serbio ha sido el fichaje que más rápido se ha integrado en la dinámica del equipo –de las nuevas incorporaciones, solo él y Waczynski jugaron la pasada temporada en la ACB– y que mejor sensaciones ha dejado a los dirigentes técnicos.

El exjugador del Manresa ha llegado en un buen momento de forma y se ha mostrado con muchas ganas de dar un paso adelante en su progresión. Plaza quería volver a contar con un ‘7 pies’–pívots que superan los 2,13 metros de altura– que pudiera jugar de espaldas al aro y la buena temporada del serbio en el Manresa le hizo colocarse entre las primeras opciones de la secretaría técnica del club (ya intentaron ficharle a mitad de la pasada campaña).

Números destacados

A sus 25 años, Musli afronta esta temporada un año clave para su carrera. Después de ser el jugador más determinante de su generación en categorías inferiores, su carrera se estancó y no llegó a ser el pívot determinante que se esperaba cuando dio el salto al baloncesto profesional. No triunfó en el Baskonia, al que llegó con solo 19 años y tampoco brilló en el Partizán. Tras destacar en el Manresa la pasada campaña –fue el jugador más valorado de la Liga regular, con casi 14 puntos y 8 rebotes– tiene que demostrar ahora que está preparado para un equipo grande. Aunque las estadísticas de los partidos amistosos no sirven para sacar conclusiones definitivas, Musli fue de los pocos que mantuvo el tipo ante el Gran Canaria (22 de valoración) y destacó ante el Leyma Coruña (25 de valoración).

Si Musli consigue conectar bien con los bases del Unicaja y el cuerpo técnico diseña jugadas para aprovechar sus centímetros, será una referencia clara en ataque para el equipo malagueño. Otra cosa será en defensa, uno de los aspectos en los que tendrá que mejorar a las órdenes de Plaza.