Malaga CF

Fogg no fue suficiente en un duelo eterno (104-112)

Fogg fue el auténtico protagonista del partido, con un recital ofensivo
Fogg fue el auténtico protagonista del partido, con un recital ofensivo / Unicaja B. Fotopress
  • El americano anota 37 puntos en la derrota del Unicaja ante el ante el Fenerbahçe tras tres prórrogas

No es fácil recordar un partido en el que un jugador del Unicaja anotase la friolera de 37 puntos. Y menos con el estilo de juego de Plaza, en el que sus hombres tienden a no hacer grandes números, en favor del juego colectivo. Pero en el cuadro malagueño estaba Kyle Fogg, uno de los nuevos fichajes del equipo de Los Guindos. El norteamericano, que llegó con el cartel de máximo anotador de la Liga alemana, tuvo una actuación colosal (37 puntos, 7 de 16 en triples). Liberado de la dirección y con el balón mucho tiempo en las manos, el norteamericano puede ser letal. Así jugaba en el Bremerhaven alemán, aunque ahora tendrá que adaptar su juego al Unicaja. O viceversa.

La realidad es que este jueves Fogg fue el mejor del Unicaja, equipo que logró plantarle cara al Fenerbahçe en un partido eterno, en el que hicieron falta tres prórrogas (104-112). Smith, Okouo o Brooks fueron otras notas positivas de los locales. El equipo turco, candidato otra vez a ganar laEuroliga, llegaba para jugar su primer partido de pretemporada, pero pese a la falta de rodaje es un conjunto temible. El Unicaja mostró mejoría respecto a los anteriores partidos, al menos en el aspecto individual y en el deseo y carácter que mostraron los jugadores en las prórrogas. Eso sí, el cuadro malagueño se lo jugó todo al tiro exterior (tiró 43 triples y solo 36 veces de dos) y los pívots apenas intervinieron en ataque. Pese a todo, las sensaciones fueron algo más positivas.

El Fenerbahçe de Obradovic se estrenaba esta pretemporada y venía con casi todo su arsenal de estrellas (Udoh, Vesely, Antic) salvo Datome, que no jugó. El arranque del partido estuvo lleno de imprecisiones, aunque el Fenerbahçe pronto atacó una de las debilidades del conjunto de Plaza, la defensa de Suárez ante ‘4’ más grandes. Antic (2,11 y mucho más pesado que el madrileño) pronto le sacó dos faltas al jugador local que le mandaron al banquillo. Aunque el técnico del Unicaja echó mano del temporero Juanjo García para el quinteto inicial en la posición de ‘3’ (Díez está lesionado y Waczynski esté con Polonia en el Preeuropeo), pronto el perímetro del cuadro local se llenó de ‘bajitos’, con Smith jugando de alero. Fogg y Lafayette fueron el sustento del Unicaja en el primer parcial, además de un más que correcto Okouo, que hizo un buen trabajo defensivo ante las torres del conjunto turco (18-14).

El equipo de Obradovic no llegó a entrar al cien por cien en el partido, pero con la calidad individual de Nunnally o de Bogdanovic tenía suficiente para mantenerse cerca en el marcador. Al descanso se llegó con 39-38 para el equipo malagueño, bien apoyado por el público de Alhaurín El Grande.

Mal inicio

Tras el descanso, el Fenerbahçe salió con ganas de resolver pronto, seguramente tras haber recibido alguna que otra bronca de Obradovic, que no se marchó contento al vestuario. Parecía que el conjunto turco iba a romper el partido con un parcial de salida de 0-9, con puntos de Muhammed (más conocido por Bobby Dixon, el eléctrico base que se cambió de nombre) y Nunnally. Plaza pidió un tiempo muerto porque el Unicaja no reaccionaba. Anotó Brooks para romper el parcial del Fenerbahçe, casi cinco minutos después de que arrancara el cuarto. La canasta del ala-pívot animó a los locales y de nuevo fueron los tiradores del Unicaja los que levantaron el partido. Unos buenos minutos de Alberto Díaz y una vuelta de tuerca en defensa permitió que el Unicaja se recuperase del golpe inicial del conjunto turco y se marchase al último cuarto con 62-59.

El ‘show’ de Fogg no paró y en el último cuarto fue una auténtica pesadilla para la defensa del Fenerbahçe. El base cortaba una y otra vez, recibía bloqueos de los hombres grandes y no se pensaba ni un momento si tirar o no. JÉl y Smith acribillaron el aro visitante una y otra vez desde lejos, ante el disfrute del público malagueño. El último parcial llegó a sus dos últimos minutos con el marcador muy igualado, con solo un punto a favor del Fenerbahçe. Un par de buenas acciones de Brooks y Okouo le dieron algo de ventaja al Unicaja, pero Bogdanovic anotó de tres. Smith empató el partido a 84 y la última bola del Fenerbahçe, de la mano también de Bogdanovic, se fue fuera. Prórroga. Lo curioso es que solo iba a ser la primera. En los cinco minutos extra, el Unicaja siguió viviendo del triple y estuvo a punto de servirle para ganar.

Dos buenas jugadas de Brooks, con un triple y un tapón en la siguiente acción, parecían que iban a llevar al Unicaja al triunfo. Pero con empate a 92 el conjunto malagueño tampoco supo aprovechar un ataque de 15 segundos y se llegó a la segunda prórroga. Otros cinco minutos en los que ninguno de los dos equipos logró imponerse (100-100). En el último parcial, el Unicaja se quedó ya sin fuelle; si en las dos primeras prórrogas se empató a 8, en los últimos cinco minutos el equipo visitante anotó 12 puntos, por solo 4 del Unicaja. El cuadro turco se llevó el partido (104-112), pero el público local disfrutó de un buen espectáculo. Mañana, en Torremolinos, toca el Real Madrid.