Diario Sur
Malaga CF

Waczynski empieza a entrenarse pese a no pasar aún los exámenes médicos

Fogg y Wazcynski, ayer por la mañana en el Palacio.
Fogg y Wazcynski, ayer por la mañana en el Palacio. / Unicajab.fotopress
  • El club acuerda con el jugador que comience a trabajar a las órdenes de Plaza, aunque pospone a la próxima semana la decisión sobre su futuro

El entrenamiento del Unicaja de ayer en el Palacio contó con una cara nueva. Tres días después de su llegada a Málaga, Adam Waczynski sudó la camiseta del conjunto malagueño junto al resto de sus compañeros. Era una buena noticia ver al polaco en la dinámica del equipo, después de las dudas que habían surgido por los problemas que arrastra en una de sus rodillas. Parecía que por fin se despejaba el futuro del polaco, una de las apuestas fuertes de la entidad de Los Guindos para las próximas temporadas. Pero no.

El Unicaja y Waczynski acordaron ayer que el jugador se incorpore a los entrenamientos a las órdenes de Plaza, aunque aún no se ha resuelto su situación en el club. Tiene firmado un contrato para los próximos tres años (en formato 2+1) pero aún no ha superado los reconocimientos médicos. Y en el Unicaja no quieren precipitarse lo más mínimo tras el fracaso del fichaje de Mbakwe, que llegó a Málaga con las rodillas maltrechas. La cuestión es que el club va a esperar a la próxima semana para tomar una decisión sobre el alero. En Los Guindos no piensan ahora mismo en una decisión tan drástica como la tomada con Mbakwe, pero quizás haya cambios en su contrato o se incluyan cláusulas. La próxima semana viajarán a Málaga sus representantes para reunirse con los dirigentes del club y tratar de buscarle una salida a esta situación, que no beneficia a ninguna de las dos partes.

Golpe en una rodilla

El problema de fondo es una lesión que se le ha detectado en una rodilla. El jugador argumenta que es fruto a un golpe recibido en el pasado Preeuropeo. Pero los médicos del Unicaja han visto en las primeras pruebas algo más y tienen que realizar un informe para descartar una lesión crónica que le pudiera afectar al resto de la temporada.

Hasta que se produzca esa reunión entre los agentes de Waczynski y el club, prevista para principios de la próxima semana, el alero trabajará con sus compañeros e incluso podría debutar el domingo ante el Real Betis Energía Plus en la Copa de Andalucía. Todo esto sin haber aún un informe médico favorable.

Si en el caso de Mbakwe, el pívot llegó a Málaga después de jugar una temporada completa en el Maccabi, en el de Waczynski su última experiencia en la competición es más reciente. El polaco llegó a Málaga tras disputar el Preeuropeo con Polonia, al parecer sin problemas físicos importantes. El exjugador del Obradoiro ha jugado seis partidos, con una media de 26 minutos por encuentro. Ha promediado 10,3 puntos, 1,3 rebotes y 2,7 asistencias para ayudar a su selección a clasificarse para el Eurobasket 2017. Waczynski, que tiene 26 años, sufrió al final de la pasada campaña una grave lesión al chocarse contra una valla publicitaria en un partido y producirse varios cortes en una mano. El polaco se recuperó antes de lo previsto e incluso pudo terminan la campaña jugando.