Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja se hunde al final ante el Real Madrid (101-90)

fotogalería

Okouo trata de encestar ante la oposición de Reyes. / Efe

  • El equipo malagueño dio la cara con su juego basado en la anotación exterior, pero desfalleció en el último cuarto

El Unicaja encajó su primera derrota de la temporada 2016-2017 en el partido inaugural disputado en el Palacio de los Deportes de Madrid. Se medía al actual campeón y a uno de los equipos que mejor se ha reforzado en Europa. El Real Madrid tiene una plantilla de 15 jugadores, con tres extracomunitarios que prácticamente serían titulares en cualquier equipo europeo. Que Laso tenga que dejar sin inscribir a un jugador como Thompkins por no tener más huecos en el equipo dice mucho del potencial del equipo de la capital. El Unicaja, por el contrario, acudió al primer choque de la temporada con un solo '5', a la espera de N'Diaye.

Pese a la teórica desigualdad, el conjunto malagueño dio la cara y mostró una buena imagen. Entró en el último cuarto con ventaja, pero desfalleció al final para caer derrotado (101-90). Lo hizo con un estilo de juego basado en los hombres pequeños y el acierto exterior, con varios quintetos con Suárez o Brooks -ambos hicieron un gran partido- en el puesto de pívot. Eso le valió para generarle muchos problemas a la defensa del Madrid y aguantar el intercambio de canastas durante gran parte del partido. Pero al final la profundidad del banquillo local se impuso y el Real Madrid se llevó la victoria.

El Unicaja empezó mostrando el mismo estilo que ha desarrollando en pretemporada, con sus jugadores muy abiertos y amenazando constantemente desde la línea de tres. Los triples de Lafayette y Nedovic, más un robo que terminó en canasta del serbio dieron una primera ventaja al cuadro local (2-8). Incluso llegó a mandar el Unicaja por 10 en los primeros minutos, tras dos tiros libres de Waczynski, que salió de alero titular (6-16). La entrada de Hunter en el Madrid y la efectividad de la pareja Llull-Rudy pronto sirvió para igualar el partido. El pívot norteamericano, que estuvo cerca de fichar por el Unicaja hace dos veranos, se mostró intratable bajo los aros y superó con facilidad a Musli. El Real Madrid terminó el primer cuarto con ventaja (26-24).

En el segundo cuarto, Plaza optó por un quinteto pequeño, con Suárez y Brooks de pívots. A la espera de N'Diaye, la rotación interior del Unicaja es limitada y Juanjo García, pese a estar inscrito, no jugó. Los pívots rivales siguieron teniendo facilidad para anotar -más de la mitad de sus puntos llegaron desde la zona-, pese a los buenos minutos de Brooks. El Unicaja estaba aguantando el recital ofensivo del Madrid, aunque le faltaba un punto más de intensidad en defensa. El intercambio de puntos favorecía al Madrid, con más contraataques y mejore opciones cerca del aro. Un 7-0 de parcial para los locales puso al Madrid diez arriba (52-42) y Plaza tuvo que parar el partido. De nuevo el triple volvió a darle aire al Unicaja, con dos aciertos consecutivos de Suárez, que hizo un gran trabajo. Con un porcentaje del 50% en triples en la primera mitad, el cuadro malagueño se marchó al vestuario siete abajo (57-50).

El Unicaja jugó sus mejores minutos en el inicio del tercer cuarto, con Alberto Díaz a los mandos y un ataque rápido. Volvió a jugar Plaza sin '5' puros, en este caso con Díez y Brooks como pareja de interiores, aunque el madrileño no pisaba la zona. Eso generó un gran desequilibrio a favor del Unicaja, ya que los interiores locales tenían muchos problemas para frenar a pívots tan abiertos. Llegaron dos triples seguidos de Díez y el Unicaja se volvió a acercar en el marcador. Además, la defensa de un quinteto visitante sin pívots ni aleros altos resistió perfectamente a los embistes del conjunto de Laso. Reyes y Ayón no conseguían anotar cerca del aro y una canasta de Brooks ponía por delante al cuadro malagueño a falta de un minuto del tercer cuarto (69-71). Una falta técnica a Brooks por tocar el balón cuando aún no estaba en juego en un saque de fondo impidió que el Unicaja se marchara con algo más de ventaja, pero entró en el último parcial dos arriba (71-73).

La sentencia

Si el Unicaja había sobrevivido gracias al acierto exterior, también este apartado le sirvió para firmar su sentencia. Tres triples seguidos de Real Madrid en el arranque del último cuarto (de Doncic, Carroll y Taylor) le dieron la vuelta al marcador (82-78). El cuadro malagueño se atascó en ataque y no era capaz de anotar con el balón en juego. Cuando Brooks hizo su quinta falta personal, la pareja interior formada por Díez y Suárez no pudo frenar a los hombres grandes locales, especialmente a Felipe Reyes, muy efectivo en el tramo final. La velocidad de Llull sirvió para rematar al conjunto de Plaza, que poco pudo hacer en los últimos minutos (101-90)

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate