Malaga CF

La contracrónica del Unicaja-Bayern Múnich

El pabellón registró media entrada en el primer partido de Eurocup en Málaga.
El pabellón registró media entrada en el primer partido de Eurocup en Málaga. / Álvaro Cabrera

Unos 5.400 aficionados en el estreno

No se escuchó el famoso ‘I feel devotion’, el himno de la Euroliga que daba inicio a los partidos de la competición y que fue silbado en su momento por la afición malagueña, cuando este torneo europeo excluyó al Unicaja. Y en el parquet del Carpena lucían los logos de la Eurocup y de la marca de bollería que patrocina la competición. La Eurocup se estrenó ayer en Málaga, en el primer partido de esta competición en la historia del Palacio de los Deportes. La Eurocup es otra historia y en el club existía cierto temor por la entrada que se pudiera registrar ayer. El pabellón estaba medio vacío, como era previsible, pero la cifra de asistentes no fue tan mala (5.417 espectadores). En partidos de Euroliga de anteriores campañas se estuvo en torno a los 4.000 aficionados. Eso sí, de los 7.100 abonados, casi dos mil se quedaron en casa y eso sí es preocupante, especialmente ante un rival atractivo como el Bayern.

El jeque y Maljkovic, en el palco

En el debut europeo como local de esta temporada, el Unicaja contó con dos personajes muy conocidos por los malagueños en el palco. El primero de ellos, uno de los entrenadores más queridos por la afición del Unicaja y de los más laureados de Europa, Boza Maljkovic. El serbio, que llevó al Unicaja a lograr la Korac, tiene casa en Marbella y está ahora de visita en la Costa del Sol. Fue muy bien recibido en el palco e incluso algunos directivos, como Ángel Fernández Noriega, le saludaron efusivamente.

Cuan do quedaban dos minutos para el descanso, apareció en el pabellón el jeque Al-Thani, presidente del Málaga, acompañado por uno de sus hijos, Nayef. El propietario del club de fútbol se sentó junto al presidente del Unicaja, Eduardo García, y asistió interesado al duelo contra el Bayern. Las relaciones entre los dos principales clubes de la provincia son excelentes.

Nedovic, inquieto

No lleva bien eso de ver los partidos en el banquillo. Ayer el lesionado Nedovic estuvo muy inquieto en la banda viendo a sus compañeros. Aunque peor lo pasó otro serbio, Djordjevic, entrenador del Bayern y seleccionador de la Serbia de ‘Nedo’. Todo carácter, no paró de chillar y de regañar a sus jugadores en todo el encuentro. Y a los árbitros, lo que le valió una técnica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate