Diario Sur

Malaga CF

La enésima oportunidad para el exUnicaja Faverani

Vítor Faverani
Vítor Faverani / Alfonso Duran
  • El pívot afronta ahora su segunda temporada en el UCAM en esta nueva etapa en la Liga Endesa

Todavía mucha gente se puede preguntar qué hace un jugador como Vítor Faverani fuera de la NBA o de los equipos ‘top’ de Europa. El pívot de 28 años y 2,11 de altura plantó en 2013 a los mejores equipos de laEuroliga para firmar por los Boston Celtics un contrato de tres años y seis millones de dólares. El brasileño, que llegó a España con 16 años de la mano del Unicaja como una de las grandes apuestas del club y que se marchó por la puerta de atrás en 2009, maduró lejos de Málaga y parecía que lo tenía todo para triunfar: buen físico, buena mano, movilidad, potencia... Pero una grave lesión de rodilla dejó a medias su carrera en la NBA y desde entonces no ha vuelto a ser el mismo. Lo intentó en el Maccabi y terminó con su contrato rescindido y entonces, a finales de 2015, decidió volver a Murcia, ciudad en la que despegó como jugador.

El pívot afronta ahora su segunda temporada en el UCAM en esta nueva etapa en la Liga Endesa. Hace buenos números en el conjunto de Óscar Quintana (8,8 puntos y 5,5 rebotes), pero aún no se ha mostrado tan determinante como en sus primeros años en Murcia o, después, en el Valencia. Su situación física no es la mejor, es habitual que se pierda entrenamientos con el equipo y por eso en el club tratan de protegerlo. Tampoco es muy habitual su presencia en los medios de comunicación –este periódico intentó la pasada campaña y esta misma semana entrevistar al jugador, sin éxito–, aunque personalmente es feliz en Murcia, donde curiosamente también juega su hermano, Abraham Faverani, en el filial del Murcia en la Liga EBA. El pívot se cuida ahora mucho más, vigila su peso y se muestra ilusionado con esta nueva temporada. Aún no ha alcanzado su máximo nivel, en la enésima oportunidad que le da el baloncesto. De talento y calidad anda sobrado.