Diario Sur

Malaga CF

Las cesiones del Unicaja están a medio gas

Karahodzic, en el Partizán.
Karahodzic, en el Partizán.
  • Karahodzic sólo ha disputado dos partidos en el Partizán, como alero, y Romaric tiene pocos minutos en el Manresa

Un mes después del arranque de la Liga y del resto de competiciones europeas, conviene repasar cómo les van las cosas a las apuestas de futuro que el Unicaja tiene cedidas en distintos equipos. El balance no es del todo positivo, pues en determinados casos no están teniendo el protagonismo que se esperaba. Karahodzic sólo ha disputado dos partidos en el Partizán, Romaric cada vez juega menos en el Manresa, y Soluade bordea los puestos de descenso con el Burgos en la LEB Plata, donde sí está siendo más regular.

Se trata de jugadores en los que el Unicaja ha realizado una importante apuesta deportiva con vistas al futuro, pues todos tienen contrato hasta 2018 al menos. En cualquier caso, esta temporada es clave para que den el salto de calidad y maduración para comprobar si alguno de ellos puede integrar la primera plantilla cajista en las próximas campañas.

El bosnio Karahodzic (2,08 metros) es el valor más destacado. Plaza lo quiso retener como jugador número trece, pero el club tenía claro que debía salir cedido. Las opciones en España se agotaron y recaló en el Partizán. De momento, esta pasando casi inadvertido. Primero una lesión lo tuvo en el dique seco alguna semana, pero luego no ha entrado en los planes del técnico, Aleksandar Dzikic. Sólo ha disputado dos encuentros de los diez que acumula el Partizán entre Liga Adriática y Basketball Champions League, ambos en el torneo europeo. Según se apunta desde Belgrado, es que está jugando como alero, pues en el puesto de 'cuatro' tiene por delante a Velickovic, Majstorovic y Bircevic.

Un poco mejor le van las cosas a Romaric en el Manresa. El congoleño firmó buenos partidos en la pretemporada, pero su cuota de minutos ha ido a menos a pesar de haber jugado en todos los encuentros de la Liga.

En la LEB Oro, Soluade, cedido al Burgos, es quizá el que más protagonismo está teniendo, pues juega 18 minutos de media con unos números acepetables (8 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias). El base inglés se pasó la temporada anterior casi en blanco tras una equivocada cesión al Gipuzkoa Basket, donde Porfi Fisac lamentó su falta de concentración en el baloncesto.

El último de los jugadores cedidos y que está en la órbita de la primera plantilla del Unicaja es Uta Rares. El rumano destacó la campaña anterior en el Clínicas Rincón en la LEB Plata. Ahora, en la misma categoría pero en el Covirán Granada, no está repitiendo sus números. Juega 18 minutos y promedia 6 puntos y 3 rebotes en un equipo que marcha segundo en la Liga. También en la LEB Plata, en el Navarra, está Manu Vázquez, que ha estado lesionado, pero que ya ha vuelto jugar a buen nivel.

Temas