Diario Sur
Malaga CF

Merecida derrota del Unicaja ante el Joventut

  • El conjunto malagueño firmó un pésimo encuentro en defensa y dio muchas facilidades a su rival (82-79)

Segunda derrota de la semana para el Unicaja, esta muy merecida a manos del Divina Seguros Joventut por (82-79). No termina de carburar el conjunto que dirige Joan Plaza, que hoy dio muchas facilidades en defensa a un rival que sólo había ganado un partido en toda la temporada. El Unicaja llegó a perder por 16 puntos tras el descanso, aunque se repuso y remontó. Sin embargo no terminó de rematar a su rival y acabó cediendo en un final muy igualado. Musli y Suárez fueron los mejores del equipo malagueño, con 15 y 16 puntos respectivamente.

Se esperaba que el Unicaja saliese con más intensidad de lo que lo hizo. Venía de jugar un mal partido en Murcia y había que borrar esa mala imagen. Pero no fue así. Varias pérdidas, malos ataques y pasividad en el rebote, permitieron al equipo local coger confianza con un 5-2. No hizo falta esperar mucho para comprobar que la defensa sería el gran problema del equipo malagueño. La ausencia de ayudas, malos balances y Vidal posteando a Waczynski fueron detalles que el Joventut aprovechó para ir siempre por delante y anotar con tremenda facilidad. Suárez mantuvo al equipo en el partido ante el mal encuentro de Musli, superado primero por Miralles y luego por Jordan. Sin la referencia interior del Serbio el Unicaja sufría (21-17, minuto 8). La rotación de banquillo puso más energía y esto permitió enlazar un par de buenas defensas para cerrar el primer cuarto por delante (22-24).

Plaza mantuvo a N'Diaye en el equipo en el arranque del segundo cuarto. Un mes después de su llegada cabe preguntarse si tiene nivel para un equipo como el malagueño, o incluso si es mejor que el canterano Okouo. Sus lagunas defensivas permitieron varias canastas fáciles de Jordan. Plaza tuvo que recuperar a Musli, pero el serbio no tardó en hacer la segunda falta y eso le hizo protegerse en defensa. El Joventut lo aprovechó para buscar con insistencia a Stultz que ante las facilidades del pívot del Unicaja abrió la primera brecha a favor de su equipo (34-29). Fueron minutos de total desacierto del conjunto cajista que en cinco minutos sólo anotó un solitario triple de Alberto Díaz.

Fue precisamente el malagueño el único que dio la cara, con una canasta más, un robo y una asistencia para un triple de Fogg. Esto permitió empatar el partido a 34. Pero fue sólo un ramalazo aislado. El Unicaja insistió en su mala defensa y permitió cuatro triples seguidos del Joventut antes del descanso al que se llegó con 48-40 en el marcador. Por cierto, los últimos minutos del primer tiempo los jugó ya Okouo, al que Plaza prefirió antes que N'diaye.

El arranque de la segunda parte fue absolutamente lamentable por parte del equipo que dirige Joan Plaza. Errores infantiles y una total ausencia de ideas en ataque permitieron al Joventut dispararse en el marcador con una ventaja de 16 puntos (61-45, minuto 25). Abalde y Ventura tenían más intensidad que todo el Unicaja, que se asomaba al precipicio.

O empezaba a defender, o el partido estaba liquidado. Optó remangarse y empezar a defender de verdad. Carlos Suárez lideró una gran reacción multiplicándose en las dos partes del campo. Cuatro puntos seguidos del madrileño abrieron un parcial de 2-19 que le dio la vuelta al marcador. Por primera vez en todo el partido, el Unicaja defendía y podía correr. El acierto de Fogg desde el perímetro completó una gran remontada (63-64, min. 30).

Hasta cuatro ataques desperdició el Unicaja para rematar a un rival que estaba noqueado en el arranque del último cuarto. No lo hizo y el Joventut se recuperó con dos buenas canastas de Bogdanovic. Con 68-69 en el marcador, Plaza sentó a Musli y Fogg y volvieron los problemas en ataque. Como el equipo local no tardó en darle la vuelta al marcador, así que los dos tuvieron que volver a la pista (74-70). Musli firmó cinco puntos seguidos, parecía que rescataba al Unicaja y entonces apareció Bogdanovic con un triple desde ocho metros a falta de 39 segundos que hizo mucho daño (78-75). Vidal se mostró infalible desde la línea de personal, pero Bogdanovic falló un tiro a falta de seis segundos (82-79). Fogg tuvo en sus manos la prórroga con dos tiros libres. Erró el primero y el segundo lo tiró a fallar. El rebote volvió a sus manos e intentó un triple que no tocó ni aro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate