Diario Sur

Malaga CF

Carlos Suárez, una pesadilla para el Bilbao

Carlos Suárez, en un momento del partido de hoy.
Carlos Suárez, en un momento del partido de hoy. / EFE
  • El madrileño terminó con 25 de valoración, pese a que no pudo acabar el partido por un esguince de tobillo

Seguramente la afición malagueña está estos días viendo al mejor Carlos Suárez de los últimos años. Olvidado el debate sobre si tiene que jugar de '3' o de '4', el madrileño se está dedicando a hacer lo que sabe y a disfrutar en la pista. Tras el gran partido que hizo ante el Zenit, este domingo ante el Bilbao volvió a protagonizar una exhibición. Jugando de ala-pívot pero también de '5' (NDiaye estaba lesionado y Musli jugó, pero muy mermado por una gastroenteritis).

Daba igual la posición, porque el madrileño estaba en todas partes. Fue una pesadilla para el Bilbao, que no supo frenar el empuje del jugador del Unicaja. Suárez anotó de tres cuando tuvo oportunidad, también lo hizo de dos y acertó con los 8 tiros libres que lanzó. Pero es que además atrapó 6 rebotes, 5 de ellos en ataque. En el tercer cuarto fue el artífice de la reacción del Unicaja y, cuando Plaza lo sentó para descansara, el público del Carpena se puso en pie para brindarle una gran ovación.

Sus 25 puntos de valoración (igualó su mejor marca con el Unicaja como local, su mejor partido fue en Tenerife en 2015, con 28 de valoración) pudieron ser más, pero en el último cuarto, cuando aún quedaban 6 minutos para el final del partido, Suárez se lesionó. Se tuvo que retirar a los vestuarios cojeando de su pie izquierdo con un esguince de tobillo y con ayuda de Alberto Díaz y del fisioterapeuta Mario Bárbara y no volvió a jugar. Por entonces el partido ya estaba encarrilado para el Unicaja y la victoria se quedó en Málaga (85-64). Gracias en parte a un Suárez inconmesurable.